Nueva distribuidora de Isuzu en España

El grupo Bergé, el mayor distribuidor de vehículos de España, ha creado una empresa denominada Isuzu Iberia para importar y vender los coches de Isuzu Motors.

Puede ser 2WD o 4WD.
Puede ser 2WD o 4WD.

En diciembre pasado se anunció que el grupo Bergé se haría cargo este año de la distribución en España de los coches de Isuzu. Hasta entonces lo había hecho Infiatuo, una filial de Quadis que había llevado a la marca japonesa a niveles de ventas ridículos: 34 coches vendidos en todo 2004, con unas pérdidas de 1,5 millones de euros.

Bergé, que también distribuye en España los vehículos de Lexus, Rolls Royce, Subaru, Ssangyong, Hyundai, Hummer y Corvette entre otras marcas, ha asumido el reto de importar y vender los Isuzu. Para ello, ha puesto en marcha una empresa denominada Isuzu Iberia S.L. en la que también tomarán parte Isuzu Motors y Mitsubishi. Además, de esta firma dependerá Isuzu Portugal, que venderá los coches en el país vecino.
Al frente de la compañía se ha puesto Miguel Ruiz de Velasco, hasta ahora director general comercial de Chrysler-Jeep Iberia. Ruiz de Velasco asume el cargo con la necesidad de levantar las ventas de la firma japonesa. Según explica hoy el diario La Gaceta de los Negocios, Isuzu Iberia se ha fijado un objetivo de 1.200 unidades vendidas por año, hasta llegar a las 3.500 en 2007.

La base para alcanzar ese nivel será la gama de vehículos comerciales Serie N, que comerciales ligeros de hasta 7,5 tonelada de carga. También se confía en la llegada de un nuevo pick-up, el Rodeo, que debería tirar de las ventas de todo terrenos, hasta ahora confiadas a los Trooper.

La red comercial de Isuzu Iberia contará con unos 40 concesionarios, pero se espera que la llegada de nuevos modelos haga que aumente este número. En principio, se cuenta con 55 tiendas para 2007. Isuzu es una marca japonesa especializada en la producción de mecánicas Diesel. De hecho, muchos fabricantes punteros utilizan su motores de gasóleo. La compañía factura 13.000 millones de dólares por año y, en 2004, vendió 250.000 coches todo terreno.