NBQ, un innovador vehículo para escapes peligrosos

Los bomberos de la Comunidad de Madrid acaban de adquirir un innovador vehículo especializado en el tratamiento de escapes de sustancias peligrosas.

Los bomberos de Madrid disponen desde ayer de un nuevo vehículo especializado para actuar en casos de escapes radioactivos, bacteriológicos y químicos. El recién llegado al Parque de Bomberos de las Rozas se llama NBQ.
Ésta es la primera unidad de las cuatro previstas que llegarán a Madrid antes de final de año. El NBQ será el vehículo encargado de evitar las consecuencias de los escapes de sustancias peligrosas de las industrias. Las bases de los vehículos estarán en Las Rozas, Tres Cantos, Alcalá y Parla.
El NBQ, rebosante de nueva y avanzada tecnología, ha costado 44 millones de pesetas. Su interior permite la contención y traslado de productos corrosivos, tóxicos, inflamables y radioactivo gracias a un contenedor con una capacidad de 13.000 litros. Colchones de doble inflado y cojines neumáticos son otros de los elementos que hermetizan y ayudan a controlar un escape. Para las fugas radioactivas hay tres equipos de medición de radiación y un depósito estanco para introducir la fuente contaminante.
Teniendo en cuenta la situación de riesgo que conllevan este tipo de escapes, los bomberos contarán con elementos de seguridad que van desde equipos de protección respiratoria específicos hasta trajes especiales que impiden el paso de cualquier partícula peligrosa.
Ante tanta novedad tecnológica los bomberos deben ponerse al día, ya que, por el momento, sólo existen tres miembros del cuerpo que saben cómo funciona todo el equipo. El 1 de abril se comenzará un cursillo para adiestrar a otros 250 bomberos en el manejo del nuevo vehículo y hasta finales de mayo no estará operativa la primera unidad, debido a que el equipo mínimo que exige el correcto funcionamiento del vehículo está compuesto por nueve personas.

Los mejores vídeos