Nada cerrado en la venta de Daewoo

La venta de Daewoo se mantiene en el aire. Ayer un periódico coreano echaba carne al asador al afirmar que General Motors había ofrecido 128.000 millones de pesetas por la compañía, una décima parte de la cantidad que se barajaba hace sólo un año. Los portavoces de las dos compañías lanzan balones fuera y ni afirman ni desmienten.

Las fuentes gubernamentales no identificadas del periódico coreano Dong-a-Ilbo ya tienen contestación. El Korea Development Bank ha afirmado que lo publicado por este rotativo "no tiene fundamento". Los analistas se tendrán que conformar con esta declaración escueta, ya que Yoon Jae Min, portavoz del banco, ha asegurado que no se pueden difundir detalles de la oferta, porque las conversaciones con General Motors siguen su curso.

La cantidad de 128.000 millones de pesetas (726,02 millones de euros) resulta irrisoria si tenemos en cuenta que en la inicial puja por la compañía coreana se llegó a ofrecer diez veces más, pero el propio banco, a través de su portavoz, ha afirmado que "intentan estrechar las diferencias" entre lo que ofrece GM y lo que ellos piden.

Desde General Motors, se sigue con el mismo secretismo. El portavoz en Singapur de la compañía norteamericana ha dado las gracias a Daewoo por mantener confidenciales los términos de las negociaciones.

Tras dos año buscando un comprador y, cuando ya sólo queda GM entre los candidatos, las conversaciones continúan. El diario Dong-a-Ilbo afirma que uno de los principales puntos de fricción está en que GM ha lanzado una oferta bastante "por debajo" de lo que los acreedores esperaban. Además, todavía queda por fijar qué activos pasarían a manos estadounidenses.

Según el contestado periódico asiático, GM ofreció formar una nueva sociedad para cubrir los activos de Daewoo, aunque no queda claro si la planta más antigua, Pupyong, estará incluida en el lote.

General Motors desmantela Buick City

El último Buick dejó de fabricarse hace dos años y ahora General Motors comienza la demolición de sus plantas. Estas factorías suman 450 acres (casi dos millones de metros cuadrados) y están situadas en Flint, una ciudad de Michigan conocida como "Buick City".

Estas plantas, con 92 años de historia tras sus espaldas, llegaron a emplear a más de 15.000 trabajadores.

Pat Morrissey, portavoz de General Motors, ha afirmado que trabajarán con la ciudad y la comunidad " en un plan para reorganizar este lugar" .

Los mejores vídeos