Montilla tranquiliza a la industria automotriz

La industria automovilística española afronta una importante crisis provocada, en gran medida, por las deslocalizaciones hacia otros mercados emergentes. Sin embargo, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha querido lanzar un mensaje de optimismo y ha asegurado que nuestro país seguirá siendo líder, en producción de automóviles y componentes, en una década.

La automoción española se blinda
La automoción española se blinda

El sector del automóvil tiene una gran relevancia económica en nuestro país. No en vano, depende del mismo el seis por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y el diez por ciento de la población. Montilla ha señalado que en la industria automotriz nacional existen problemas coyunturales y estructurales. Los primeros se deben, principalmente, a que ha habido modelos que se fabrican en España que no han funcionado como se esperaba y a que las exportaciones han descendido en los países de la UE, porque éstos, a su vez, no han crecido. Los problemas estructurales son más complicados de solucionar, según el ministro, aunque habrá que afrontarlos a medio plazo. A pesar de ello, el ministro se ha mostrado optimista con el futuro. “Está claro que no podemos competir (en cuanto al coste de la mano de obra) con los mercados emergentes y algunos de los socios comunitarios. En realidad, en el precio final de un vehículo, este factor es cada vez menos determinante", ha asegurado Montilla. Lo determinante, en opinión del titular de Industria, es la logística, y también contar con un parque de proveedores y la flexibilidad para adaptarse a los altibajos de esta industria.Montilla ha reconocido que España será víctima de deslocalizaciones productivas, pero lo que hay que conseguir es mantener en España las empresas de mayor valor añadido.Al mismo tiempo, la República Checa y Eslovaquia se perfilan como líderes europeos en el sector de la automoción, tras la reciente decisión de Hyundai de instalarse en la localidad checa de Ostrava y de Kia de producir en Zilina (Eslovaquia). De esta manera, Eslovaquia encabeza la producción en vehículos por 1.000 habitantes en Europa con 152 unidades. Le sigue la República Checa, con 104, Bélgica (84), Alemania (63) y, en quinto lugar, España, con 55.