Modelos de GM sufren incendios espontáneos en sus puertas

Los responsables estadounidenses en materia de seguridad vial someten estos días a estudio los todo terreno C/K de GMC y el también cuatro por cuatro Chevrolet Suburban. Al menos 39 propietarios han denunciado que sus coches sufrieron incendios espontáneos en las puertas del lado del conductor.

Modelos de GM sufren incendios espontáneos en sus puertas
Modelos de GM sufren incendios espontáneos en sus puertas

Al parecer, un fallo eléctrico provoca un recalentamiento en los alrededores del cuadro de interruptores que manejan los espejos retrovisores. La subida de temperatura puede ser tan grande que se prenden llamas en la puerta. En total, medio millón de unidades podrían compartir el problema.

Hasta el momento, según informa la Agencia Nacional de Seguridad Vial norteamericana, no se han registrado accidentes o heridos por culpa de estos defectos.

También está en marcha otra investigación para aclarar lo que sucede con los limpiaparabrisas de 1,5 millones de unidades de GMC y Chevrolet. Ambas marcas llamaron a revisión a estos coches hace cuatro años para reparar un defecto en dicho componente. Desde entonces, 5.000 propietarios de pick-ups y furgonetas no incluidas en aquella llamada han declarado que los limpiaparabrisas sólo funcionan de vez en cuando o, directamente, fallan siempre. La NHTSA cree que la revisión debería haber sido mucho más amplia.

En este caso sí se han producido accidentes: 20 choques, incluyendo uno con un herido, se han relacionado directamente con estos errores.