Madrid, sacudida por las carreras ilegales

Primero fue Alcorcón, después Usera, ahora se han desplazado a San Cristóbal de los Ángeles. Las carreras ilegales de coches se van extendiendo por la periferia de Madrid: en agosto, un conductor kamikaze –que competía por las calles de un barrio residencial- arroyó a un peatón que acaba de morir.

Listados de radares
Listados de radares

Los vecinos aseguran que es el nuevo “Bronx" madrileño. San Cristóbal de los Ángeles, un barrio al sur de la ciudad, ha visto cómo la delincuencia se dispara vertiginosamente en los últimos meses y, con ella, las carreras ilegales de coches. Según denuncian, es normal ver a varios kamikazes compitiendo entre sí a toda velocidad por las calles del barrio. El pasado 29 de agosto arrollaron a un peatón, que acaba de morir como consecuencia del impacto. No se ha detenido a nadie, aunque –según se recoge en el diario ABC- muchos saben quién es el culpable. La policía ha anunciado que aumentará su despliegue en la zona: en la actualidad, hay más de 16.000 habitantes censados y sólo 190 agentes.Muchos aseguran que la presencia policial no es suficiente. En mayo, se detuvo un rally ilegal en el que varios multimillonarios cruzaron Cataluña a ritmo vertiginoso: se les multó con 450 euros (menos de 75.000 de las antiguas pesetas) y siguieron su camino. El Código Penal castiga con penas de uno a cuatro años de cárcel a aquellos que, “por imprudencia grave, causaran la muerte de otro" (artículo 142). Sin embargo, cómo calificar la gravedad del caso: todo queda al buen entender del juez. Además, si se considera una imprudencia grave, lo habitual es condenar a uno o dos años de cárcel. Con esta pena, si el condenado no tiene antecedentes penales, no tiene que ingresar en prisión. Mientras tanto, los radares de la Guardia Civil (camuflados en sus coches patrulla) no paran de detectar excesos de velocidad. En agosto, solamente en Madrid, los 11 radares de la Agrupación de Tráfico de este cuerpo cazaron a 3.422 conductores. Las carreteras más “fotografiadas" son, según datos de la Guardia Civil, la M-40, la vía de servicio de la autovía A Coruña (A-6) y la Andalucía (A-4). La Benemérita asegura que la mayoría de los infractores conducen vehículos potentes, normalmente BMW, Audi o Mercedes.

Los mejores vídeos