Los túneles en España sí son seguros

La seguridad en las infraestructuras europeas está cada vez más en entredicho. Hace dos años fue el túnel de Mont Blanc y ahora es el de San Gotardo. En España, el Ministerio de Fomento se ha apresurado a asegurar que los túneles españoles son seguros.

Los túneles en España sí son seguros
Los túneles en España sí son seguros

La semana pasada se produjo una nueva tragedia en un túnel europeo. Esta vez se trató del suizo de San Gotardo en el que, tras un accidente entre dos camiones, se registraron 11 fallecidos y una cincuentena de desaparecidos. Este siniestro ha hecho recapacitar, una vez más, a los altos cargos políticos de la Unión Europea, que, en estos días, revisan "con lupa" todas y cada una de las infraestructuras con el fin de confirmar la seguridad de estas infraestructuras.

El Ministerio de Fomento español, por su parte, ha asegurado que todas las infraestructuras de este tipo que hay en España son seguras y disponen de suficientes avances tecnológicos para prevenir siniestros de este tipo. No obstante, desde este Ministerio se ha avisado de que lo más importante es que se cumplan las normas de seguridad vial en todo tipo de vías, pero con especial atención en estas infraestructuras. Sin embargo, la preocupación más importante en España se centra en el túnel de Viella, cuya licitación de desdoblamiento se va a publicar en breve, según este Ministerio. El presupuesto para esta obra será de unos 23.000 millones de pesetas. El alcalde de Viella, por su parte, ha pedido al Ministerio de Fomento que se prohiba la circulación de camiones con mercancías peligrosas en este túnel, se desdoble o no, para evitar el peligro que ello conlleva.

Podría haber sido peor
Sin embargo, en San Gotardo la tragedia podría haber sido mucho mayor, por la carga explosiva que ese paso interior guarda en su infraestructura. Cuando se construyó el túnel, allá por 1980, se rellenaron los puntos clave de la infraestructura con explosivos para que, en el caso de conflicto bélico, se volara el túnel para evitar invasiones de otros países. El pasado miércoles en el interior del túnel se alcanzaron los 1.200 grados de temperatura, algo que podría haber hecho que estos explosivos se activasen y entonces las consecuencias hubieran sido imprevisiblemente nefastas.

Sin embargo, nadie avisó de esto hasta que fue controlado el fuego. La policía suiza ha declarado que esta zona de Suiza es, además, una de las más militarizadas del país, pero esto no debe llevar a alarmismo ya que "el hecho de que la galería de San Gotardo esté en una zona de actividad militar no implica que el túnel pueda correr riesgo de estallar", según un responsable de este cuerpo de seguridad.