Los Mercedes harán más kilómetros de prueba

La imagen de los modelos de Mercedes se ha ido deteriorando durante los últimos meses. Las continuas llamadas a revisión de los coches ha hecho que la marca de origen alemán se replantee su estrategia. Según la publicación Automobilwoche, los nuevos Clase S doblarán los kilómetros de test de cuatro a ocho millones.

Los Mercedes harán más kilómetros de prueba
Los Mercedes harán más kilómetros de prueba

Nada más y nada menos que al doble. Los nuevos Clase S que salgan al mercado europeo, previsiblemente en septiembre, se habrán probado de manera muy concienzuda. Los planes de Mercedes prevén que las unidades preserie recorran ocho millones de kilómetros, en lugar de cuatro como hacían hasta ahora. El motivo de este cambio es sencillo. La imagen de la marca se ha deteriorado últimamente, debido a numerosas llamadas a revisión. La última a comienzos del pasado mes de abril afectó a 1,3 millones de vehículos equipados con motores de gasolina de seis y ocho cilindros. Un defecto en el regulador de voltaje de la dinamo y diversos problemas con el sistema de frenos han hecho que muchos de los automóviles de la marca hayan pasado por los talleres.

El objetivo primordial de Mercedes ahora es “ser número uno en cuestión de calidad, rentabilidad e imagen", en palabras de Ekchard Cordes, presidente de la firma germana. Sin embargo, no parece sencillo, ya que una vez dañada una imagen es complicado reestablecerla a niveles anteriores. Los compradores de la marca ya han hecho notar su disconformidad con los problemas por los que atraviesa y ello se ha traducido en un descenso de las ventas. En los cuatro primeros meses se han vendido 366.500 unidades, casi un 3 por ciento menos que en los mismos meses del pasado año.

Para muchos accionistas, la raíz del problema se encuentra en la fusión entre Daimler y Chysler en 1998. De hecho, algunos inversores califican esa fusión como “la boda del paraíso", pero, por lo que se ve, no ha dado resultado.

El presidente de DaimlerChrysler, Jurgen Schreempp, se defiende, aunque reconoce que ha cometido algunos errores durante su gestión. De hecho, se han creado 8.400 empleos en todo el mundo, aunque, por el contrario, los beneficios netos hayan descendido más un 60 por ciento durante el último año.