Los ingresos en la industria del motor no van a subir ni en 2020 ni en 2021

La industria automovilística vivirá un receso económico en los dos próximos años. No hay buenas noticias ni para 2020 ni 2021 según S&P.

Los ingresos en la industria del motor no van a subir ni en 2020 ni en 2021
Los ingresos en la industria del motor no van a subir ni en 2020 ni en 2021

La industria automovilística vive momentos complicados a nivel nacional e internacional. Ante una posible nueva crisis que está por llegar y que ya ha sido anunciada por un buen número de economistas, así como la indecisión de los compradores, que asisten confundidos a la llegada de nuevas tecnologías, nuevas normativas y un público joven que ha cambiado su forma de moverse en las grandes ciudades, el futuro parece incierto.

Y las estimaciones de la consultora S&P Global Ratings van en la misma línea. El informe 'Industry Top Trends 2020: Autos' que recoge en España Europa Press señala que el crecimiento mundial de la economía será moderado entre 2020 y 2021, por lo que si la industria automovilística consigue crecer será gracias a un pequeño repunte del mercado chino.

Y es que a todo lo ya mencionado hay que sumar las tensiones geopolíticas. Según el documento, las tensiones que Estados Unidos mantiene con China y Europa, así como las que éstos últimos tienen abiertas con Reino Unido con motivo del Brexit, son motivos más que suficientes para que el volumen de compras se resienta.

Además, desde la consultora también señalan que no todos los fabricantes cuentan con liquidez suficiente para hacer frente a los cambios normativos que se avecinan, con la inversión en I D i para el desarrollo de nuevas tecnologías que harán falta. Esto, sumido a una competitividad cada vez mayor hará que los márgenes de beneficios sigan reduciéndose.

Todo ello llevará a que las matriculaciones de turismos apenas crecerán un 1 por ciento en los próximos dos años. China, por ejemplo, tras años de gran crecimiento se quedará, como mucho, en un 3 por ciento de aumento en sus matriculaciones. Sin embargo, la caída de Estados Unidos de entre un 1 y un 3 por ciento de las ventas y la estabilidad europea, donde no se prevén cambios, provocarán que el crecimiento sea casi testimonial.