Los concesionarios echan cuentas

Los concesionarios esperan haber facturado el año que acaba de finalizar unos 20.000 millones de euros (3,3 billones de pesetas), lo que supone un incremento del 5 por ciento respecto a 2000.

Los concesionarios están calculando la facturación del pasado año 2001. Según las primeras estimaciones, la facturación podría situarse en los 19.562, 94 millones de euros (más de 3 billones de pesetas), un 5 por ciento más que los datos recogidos el año precedente.

Después de que en 2000 la facturación de estas empresas se redujera en un 0,4 por ciento, en el pasado año volvió a recuperarse, para caer, según se prevé, durante este 2001, como consecuencia del descenso de ventas esperado, en torno al 5 por ciento, en nuestro país.

Los vehículos nuevos supusieron en 2000, que son los últimos datos que se conocen, un 71,3 por ciento de las ventas totales y una facturación de 13.284,30 millones de euros (2,2 billones de pesetas). El 7 por ciento de la facturación total se debió a las ventas de vehículos usados, con 1.283,92 millones de euros (213.000 millones de pesetas) y el 4,6 por ciento a servicios postventa, como los talleres, que acumularon una facturación de cerca de 1.600 millones de euros (266.000 millones de pesetas). El porcentaje restante, un 17,20 por ciento de esta facturación, corresponde a la red secundaria de venta como agencias subcontratadas, etc.

Los mejores vídeos