Los coches eléctricos también podrían pagar peajes en las carreteras

La reducción en la recaudación de impuestos por las ayudas a los coches eléctricos obliga a que este tipo de vehículos también acabe pagando por el uso de las carreteras.

Alberto de la Torre Twitter: @autopista_es

Carretera de Utah, donde los eléctricos tendrán que pagar peajes
Carretera de Utah, donde los eléctricos tendrán que pagar peajes

Actualmente, las ventajas de un coche eléctrico no sólo se reduce a un menor gasto de dinero en cuanto a consumo energético. Sus conductores también se encuentran exentos de pagar el impuesto de matriculación, pueden aparcar gratis en las zonas de estacionamiento regulado en las grandes ciudades, tienen permitido el paso cuando se establecen los protocolos anticontaminación y tampoco pagan en los peajes.

Sin embargo, esta última ventaja podría desaparecer con los años. Y, si la penetración masiva del vehículo eléctrico se cumple tal y como anticipan algunos expertos, este futuro no tendría por qué estar tan lejano. De hecho, en Utah (Estados Unidos) ya han establecido nuevos peajes a los automóviles eléctricos, como medida de financiación de las carreteras.

Y es que el estado de la costa oeste del país americano se tiene que enfrentar a una importante disyuntiva con el intenso crecimiento que ha vivido el mercado de los coches eléctricos en los últimos años, las arcas no tienen dinero para pagar la construcción y mantenimiento de carreteras, ya que este tipo de coches no paga el impuesto sobre la gasolina y, por tanto, el Ejecutivo ha dejado de recaudar una importante suma de dinero.

Así, el Gobierno local ya ha encargado un sistema de control a Abertis, empresa española especializada en la contruscción y gestión de carreteras, mediante el cual los coches eléctricos se tengan que someter a un pago por uso de las vías rápidas o, por el contrario, emitan una cuota anual a modo de tarifa plana como sustituto del impuesto a la gasolina que, por supuesto, no pagan.

Este sistema de control entrará en funcionamiento a partir del 1 de enero de 2020 y puede ser el espejo donde mirarse para otras instituciones, ya que la generalización de los automóviles eléctricos puede provocar un importante descenso en la recaudación de impuestos relacionados con el transporte.

Coches eléctricos. España está a la cola de Europa

Relacionado

Coches eléctricos: España está a la cola de Europa

¿Cuántos puestos de trabajo peligran con la llegada del coche eléctrico?

Relacionado

¿Cuántos puestos de trabajo peligran con la llegada del coche eléctrico?

Nuestros destacados