Lindsay Lohan vuelve al trabajo tras su aparatoso accidente de tráfico

La eterna niña mala de Hollywood vuelve a ser noticia este fin de semana. Como no podía ser de otra forma, Lindsay Lohan ocupa, en estos momentos, los titulares de la mayoría de los medios de comunicación internacionales por su imprudencia al volante y no por su trabajo como actriz.

Este fin de semana, la protagonista de 'Chicas malas' sufría un aparatoso accidente de tráfico en California por el que tuvo que ser ingresada, sin embargo, este nuevo incidente no le impidió reincorporarse al trabajo inmediatamente después de recibir el alta hospitalaria, tal y como publica el portal de noticias estadounidense 'TMZ'.

El pasado viernes, Lindsay Lohan se encontraba al volante de un Porsche alquilado, acompañada por su representante, conduciendo por la autopista del Pacífico en Santa Mónica (California) cuando impactó con la parte trasera de un camión.

Inmediatamente después, la que fuera una de las niñas prodigio de la factoría Disney fue trasladada al hospital de la UCLA en Santa Mónica donde se le realizaron todo tipo de pruebas. En cuanto al automóvil y según las imágenes publicadas por la web estadounidense: siniestro total.

Tras un exhaustivo examen médico, tanto Lindsay Lohan como su agente recibieron el alta hospitalaria. Horas después, la intérprete estadounidense, a pesar de las heridas, se dirigía al estudio de rodaje de 'Liz & Dick', su último proyecto cinematográfico en el que da vida a la legendaria Elizabeth Taylor.

Según 'TMZ', fue la propia Lindsay quién se negó a cancelar el día de rodaje por culpa de su accidente. Tanto es así, que ocultó sus heridas bajo capas de maquillaje.

Parece que, está vez, Lindsay Lohan se ha tomado en serio su papel. Advertida estaba.