Las multas pendientes también se beneficiarán del descuento del 30 por ciento por previo pago

La nueva Ley de Tráfico se caracteriza por un endurecimiento de las sanciones, pero también por facilitar el pago de las mismas. Con la actual normativa, las multas se rebajarán un 30 por ciento por "pronto pago", una medida a la que podrán acogerse los conductores sancionados con anterioridad.

Los conductores multados antes de la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Tráfico y que reciban la resolución sancionadora después de esa fecha - el 21 de enero- también podrán acogerse al descuento del 30 por ciento de la cuantía de la multa por "previo pago" previsto por la normativa.

En la actualidad hay más de 5 millones de multas todavía sin pagar, unas infracciones que, según la asociación Automovilistas Europeos, llegan a sumar más de 135 millones de euros (unos 22.500 millones de pesetas).

Anteriormente, la rebaja prevista era del 20 por ciento para infracciones leves, pero, ahora, junto a un descuento mayor, la norma se amplía a las sanciones catalogadas como graves o muy graves. Además de la ayuda económica para los conductores, la nueva normativa también beneficiará a aquellos que hayan sido denunciados con la retirada temporal del carné.

Con el anterior texto, la suspensión temporal del carné de conducir obligaba a entregar el permiso y recuperarlo cuando se cumpliera el proceso establecido en la sanción, mientras que ahora podrá hacerse de forma fraccionada, lo que beneficiará especialmente a los conductores profesionales.

Este cambio responde a un precepto constitucional: el de retroactividad de la ley más favorable (artículo 9.2).Si quieres saber más sobre la nueva Ley, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje.

Los mejores vídeos