Las marcas de lujo, objetivo de los nuevos ricos

Dos grandes fortunas del mundo, la de Nikolai Smolensky y la de Ronald Perelman, pujan estos días en el mundo del automóvil. Según informa en su edición de hoy, el diario El Mundo, estos financieros se han lanzado a la compra de dos firmas automovilísticas de lujo.

Las marcas de lujo, objetivo de los nuevos ricos
Las marcas de lujo, objetivo de los nuevos ricos

En el primero de los casos, el de Nikolai Smolensky, la marca “objetivo" ha sido la británica TVR, fabricante de vehículos como los Chimaera, Tamora, Tuscan o Cerbera (te ofrecemos una galería con alguno de estos modelos) son deportivos que se montan en una factoría británica de manera artesanal. Hasta la entrada de Smolensky, de origen ruso, en el capital de la compañía, el dinero pertenecía íntegramente a un empresario inglés, Peter Wheeler, que permanecerá en el Consejo de Dirección como asesor. El joven empresario ruso, de tan sólo 24 años, ha comprado TVR por un montante de 15 millones de libras esterlinas –algo más de 22 millones de euros- con el único objetivo, según ha declarado, de “aumentar su presencia en otros mercados, porque siempre he sido un entusiasta de los fabricantes británicos y creo que en Gran Bretaña están los mejores diseñadores e ingenieros del mundo del automóvil", ha declarado a El Mundo. Otra marca que monta vehículos de lujo, AM General, está en el punto de mira del millonario norteamericano Ronald Perelman. Este financiero está interesado por la marca que se ocupa de fabricar en Estados Unidos el vehículo todo terreno para el ejército Humvee y su “versión de calle", el Hummer. El empresario ha anunciado que, aunque tome posesión de la mayoría de las acciones, no va a realizar cambios en la directiva de la empresa.