Las flotas de renting aportan a la posventa del automóvil 445 millones

Las flotas de renting (alquiler de coches a largo plazo) de las empresas aportan al negocio de la posventa del automóvil cada año en torno a 445 millones de euros.

Esta es la valoración que figura en un informe de la empresa de renting Arval, perteneciente al Grupo BNP Paribas, que señala que, mientras los coches privados restringen el paso por taller a las intervenciones estrictamente mecánicas siempre y cuando no superen su valor venal, los de empresa registran una media de 1,6 entradas al año para mantenimientos rutinarios y reparaciones de todo tipo.

Lo que se traduce en que el número de vehículos corporativos con contratos de mantenimiento y garantía de reparación del fabricante triplica al de particulares.

De este modo, se garantizan revisiones de neumáticos o cambios de aceite, además de otros siniestros como golpes de aparcamiento y roturas de lunas, las averías más habituales entre los conductores de coches de empresa.

El informe subraya que el 84 % de los coches de empresa pasaron por el taller el año pasado para mantenimientos rutinarios y el 42% lo hizo para cambio de neumáticos.

Un 44 % reparó la chapa por algún golpe al aparcar, mientras que el 21 % necesitó lunas nuevas.

El 37 % de estas intervenciones se realizaron en talleres oficiales, los cuales absorben el 67% de las reparaciones de coches menores de cuatro años, que son precisamente los que dejan mayor rentabilidad al taller con una factura media de 1.000 euros.