Las empresas “quita-multas”, en la picota

Una veintena de empresas de recursos de multas han sido sancionadas por la Agencia Catalana de Consumo por publicidad engañosa con una pena de 81.500 euros.

Menos multas de tráfico en los últimos años, según el Gobierno
Menos multas de tráfico en los últimos años, según el Gobierno

No es oro todo lo que reluce y las empresas que recurren multas no siempre consiguen lo que ofertan, que es evitar que abonemos las sanciones que nos impone la Administración. Aún es más, algunas de estas compañías “salvadoras" ofrecen publicidad engañosa y cometen diversas infracciones.Este es el caso de 20 empresas catalanas dedicadas al recurso de multas, que han sido sancionadas por la Agencia Catalana de Consumo (ACC) con un montante total de 81.500 euros, tras resolver los expedientes sancionadores que se les incoaron.Según el director de este organismo, Enric Aloy, desde 2002 han recibido 122 denuncias de ciudadanos que se sienten engañados por este tipo de empresas, lo que ha llevado a que la ACC realice cerca de 250 inspecciones. Las infracciones más comunes de las que se ha recibido queja se deben a la “publicidad engañosa" de estas empresas, que hacen creer a los clientes que ofrecen asesoramiento gratuito cuando no es así, pues han de llamar a un teléfono de tarificación adicional para recibir el servicio, lo que, en cierta manera, es una forma encubierta de pago.Otra de las quejas proviene de la promesa que hacen estas empresas de recibir pagos por parte del cliente sólo en el caso de que prospere el recurso. Esto no es así, pues en el momento de contratar el servicio los clientes ya han de abonar un pago y una señal cuya cuantía, en muchos casos, asciende a la mitad del importe de la multa. Otro de los “engaños" habituales es el de garantizar un porcentaje elevadísimo de éxitos en el recurso de la multa, si bien la realidad demuestra, según Aloy, que “en un 95 por ciento de los casos no se gana el recurso por una razón de lógica": las denuncias están muy bien documentadas y los datos objetivos son casi imposibles de rebatir. La estrategia de estas compañías consiste en intentar bloquear a la Administración con centenares de recursos, muchas veces de un mismo caso pero con alegaciones diferentes, para lograr que caduque el expediente. El director de la Agencia Catalana de Consumo ha precisado incluso el nombre de algunas de las empresas sancionadas. Así, a Direct Seguros se le han impuesto dos sanciones por valor de 15.500 euros, mientras que a Línea Abierta Recursos se le ha condenado a pagar 6.000 euros. En ambos casos, el motivo de la sanción es la publicidad engañosa, así como la negativa a suministrar información y datos solicitados por la ACC.

Los mejores vídeos