Las averías más habituales que puede tener tu coche con la llegada del calor

Ahora que las altas temperaturas están empezando a dejarse notar en plena víspera del verano, debemos tener en cuenta cómo puede afectar el calor a nuestro coche. Mucho ojo.

Las averías más habituales que puede tener tu coche con la llegada del calor
Las averías más habituales que puede tener tu coche con la llegada del calor

En cuestión de unos meses, hemos pasado de las bajas temperaturas del invierno a unas inesperadas altas temperaturas en la última semana de mayo, que no son más que un preludio de lo que nos esperará dentro de muy poco en el verano. A todo ello hay que sumarle el “parón" que hemos sufrido por culpa del estado de alarma, lo que para muchos ha supuesto también dejar de usar el vehículo durante varias semanas o reducir considerablemente su uso.

Todos estos factores afectan de forma diferente a nuestro vehículo, pero todos ellos hay que tomarlos con mucha precaución si queremos evitar una avería inesperada. Con la llegada del calor y sus efectos en nuestro vehículo, debemos tomarlo más seriamente si este ha estado parado mucho tiempo por culpa del confinamiento, ya que los problemas podrían acumularse.

Súmale a todo esto otros dos factores importantes que pueden tener una repercusión negativa sobre el estado del coche: la antigüedad del parque automovilístico en España, lo que se traduce en muchos coches con alrededor de 10 años o más en nuestras carreteras; y el mal o escaso mantenimiento que hacemos del vehículo.

Por ello, esta última semana de calor en España y la instauración de las nuevas fases de desescalada, que permiten una mayor libertad de movimiento, pueden ser un buen momento para realizar una revisión rutinaria de nuestro vehículo, para evitar cualquier posible problema de nuestro coche por el confinamiento… o para prepararlo para el calor.

Las averías más habituales que puede tener tu coche con la llegada del calor

¿A qué afecta más el calor en el coche? Posibles averías

Nos fijamos en las advertencias de los talleres Autingo para poneros el foco en los elementos del coche que más sufren por culpa del calor:

  • Aire acondicionado: Este sistema habrá estado parado y sin funcionar durante varios meses (un buen consejo es encenderlo durante todo el año, al menos temporalmente para evitar estos casos). Además, el mal y excesivo uso que podamos hacer de este con el calor del verano puede ocasionar una avería inesperada, como la rotura del compresor, la rotura de filtros (con reparaciones de 600 euros o más) o simplemente necesitemos realizar una simple recarga del sistema de aire acondicionado.

  • Motor: Con las temperaturas más elevadas corremos el riesgo de que el motor se sobrecaliente, y más si algunos elementos mecánicos dejan de funcionar. Por ejemplo, el termostato (120 euros de reparación) o el electroventilador (300-350 euos), que se encargan de controlar la temperatura y regular el flujo del líquido refrigerante de forma constante por el motor.

  • Válvula EGR: La encargada de la recirculación de gases de escape también puede sufrir acumulación de residuos por el aumento de las partículas suspendidas en el aire durante etapas de calor; su reparación te puede costar, según Autingo, unos 350 euros.

  • Elevalunas: El sistema pasa a ser más usado durante la etapa de verano en comparación con el invierno. El motor que hace subir y bajar las ventanillas, el cable que transmite el movimiento o la propia estructura pueden fallar, cuya reparación podría costar entre 200 y 250 euros.

Las averías más habituales que puede tener tu coche con la llegada del calor

Otros elementos de tu coche a tener en cuenta

  • Combustible: hace un par de meses os contamos la diferencia entre los aditivos que se utilizan para los combustibles en invierno o verano. Pues bien, teniendo en cuenta que muchos coches llevan parados varios meses desde el mes de marzo, llegado el verano debes tener esto en cuenta. Porque circular con un combustible con aditivos de invierno en época de altas temperaturas podrían incidir en un proceso de combustión interna más inestable, y por ende, en unas emisiones contaminantes más altas o en problemas en los sistemas anticontaminación del sistema de escape.

  • Neumáticos: A más temperatura, el asfalto también adquiere más temperatura y eso acelera el desgaste de la goma. Además, si hemos tenido el coche mucho tiempo sin hacer un uso normal, las presiones de las ruedas pueden haber bajado, lo que puede provocarte un pinchazo inesperado o un desgaste irregular. Ten todo esto en consideración, sobre todo cuando hagas viajes largos o sobrecargues el maletero.

  • Pastillas de freno: Y más aún después del confinamiento, revisa bien que el sistema de frenado funciona correctamente después de varias semanas parado. El calor provoca sobrecalentamientos en los frenos, por lo que es vital asegurarse de que está todo en orden.

  • Molduras, faros, pintura…: Por culpa del calor, elementos como las gomas de las juntas en las puertas, escobillas del parabrisas, molduras, etc. pueden perder propiedades y agrietarse. En cuanto a los faros, con los grupos ópticos de plástico, estos se vuelven más opacos y pierden su color por culpa del calor. La pintura de la carrocería y del interior pierde brillo y tono con las radiaciones solares, por lo que se recomienda usar ceras protectoras durante todo el año para evitarlo.

El truco garantizado para enfriar rápido tu coche ahora que vuelve el calor

Relacionado

El truco garantizado para enfriar rápido tu coche ahora que vuelve el calor

La DGT recomienda los elementos a revisar en el coche tras el confinamiento

Relacionado

La DGT recomienda los elementos a revisar en el coche tras el confinamiento