Lagardère se deshace del carrocero Matra

El grupo Lagardère, uno de los más importantes de Francia, ha anunciado que cede sus negocios relacionados con el automóvil, es decir, Matra Automóviles, a la firma italiana Pininfarina.

Lagardère dispone de una importante participación en la editorial Hachette Filipacci y en la compañía que ensambla los aviones Airbus, pero no quiere saber nada de coches. Hasta esta misma semana era propietaria del carrocero galo Matra Automóviles, que ha trabajado recientemente en el diseño del Renault Avantime y del Renault Espace.

Concretamente fue el fracaso comercial del Avantime lo que ha llevado a Matra a un callejón del que ya no puede salir sin la ayuda de Renault.

Pues bien, ante esta situación Lagardère, grupo propietario de la carrocera, ha decidido ceder estos negocios al también carrocero, pero italiano, Pininfarina, debido a sus problemas económicos.

Matra ha trabajado con Peugeot (entre 1980 y 1983 desarrollaron el Murena y colaboró con firmas del grupo como Simca o Talbot), con Renault (Espace en sus cuatro generaciones y, recientemente, diseño el Avantime). Con Ford participó en competiciones con el Matra-Ford MS 80, etc. La historia de esta compañía se remonta a los años 60, cuando la firma cosechó numeroso títulos deportivos mundiales –Le Mans, por ejemplo-.