La venta de los neumáticos menos eficientes, prohibida desde noviembre

La Unión Europea prohibirá la comercialización de los neumáticos de clase “F" en resistencia a la rodadura a partir del 1 de noviembre por motivos medioambientales.

Adrián Lois

La venta de los neumáticos menos eficientes, prohibida desde noviembre
La venta de los neumáticos menos eficientes, prohibida desde noviembre

De cara a seguir con la tendencia de mejorar el aire que respiramos, reduciendo las emisiones de CO2 que emiten los vehículos a la atmósfera, la UE pone ahora el punto de mira en los neumáticos. Y es que a partir del próximo 1 de noviembre, la legislación europea prohibirá la comercialización de los neumáticos menos eficientes.

De esta forma, los neumáticos de turismo y camionetas con la etiqueta energética “F" en el apartado de resistencia a la rodadura no se podrán vender en suelo europeo, así como los de clase “E" de camioneta cuyo coeficiente de resistencia sea superior a 9.

Además de por temas de seguridad, no hay que olvidar que si un neumático es menos eficiente provoca que el consumo de combustible y, por ende, de las emisiones de CO2, sean mayores. “Casi el 20 por ciento del consumo de nuestros vehículos tiene que ver con este factor, por lo que cualquier mejora en las cubiertas se notará rápidamente en nuestro bolsillo", ha dicho José Luis Rodríguez, director de la Comisión de Fabricantes de Neumáticos.

La resistencia a la rodadura es uno de los tres apartados que incluyen las etiquetas energéticas de los neumáticos que compramos para nuestro coche, además de la adherencia sobre suelo mojado y el nivel de decibelios que provoca la cubierta. Su medición arranca en la “A", la mejor nota posible y que se relaciona directamente con una menor resistencia a la rodadura del neumático, es decir, la fuerza que se opone a la rotación del neumático es menor, lo que influye en unos consumos de combustible menores.

La prohibición de comercializar en el territorio de la UE aquellos neumáticos menos eficientes contribuirá no solo a reforzar el papel del consumidor, sino a mejorar la calidad del aire que respiramos", remata José Luis Rodríguez.