La planta de Ford en Almussafes, en plena crisis

La Dirección de la planta de Ford en Almussafes (Valencia) acaba de presentar ante el Comité de Empresa su decisión de llevar a cabo un expediente de regulación de empleo que afectaría a cerca de 6.000 trabajadores durante dos periodos de cinco y siete días cada uno. Si la respuesta de los sindicatos es negativa, la Empresa pasará a consultar a la dirección general de Trabajo.

La planta de Ford en Almussafes, en plena crisis
La planta de Ford en Almussafes, en plena crisis

La situación de la compañía automovilística Ford no se puede calificar precisamente como buena, es más, según los datos que se acaban de hacer públicos sobre el tercer trimestre del año, la empresa atraviesa un importante bache económico. De hecho, es la primera vez en diez años que la empresa norteamericana registra números rojos. El dato al que nos referimos es al de unas pérdidas de 62 millones de dólares (entorno a 127.000 millones de pesetas).

A esta crisis internacional se une, como una gota más, la situación de la planta valenciana de la automovilística. Hoy mismo, 18 de octubre, los trabajadores de la factoría de Almussafes han preparado paros de cuatro horas en cada turno y una manifestación, en protesta por el estado de bloqueo en el que se encuentra el convenio colectivo que regirá las relaciones laborales en la planta española de Ford.

El siguiente paso en la crisis ha sido que la Empresa ha presentado ante el Comité de Empresa de la planta su intención de llevar a cabo un expediente de regulación de empleo de aquí hasta que acabe el año. Se sabe que esta regulación consistirá en el paro durante cinco días de la planta de motores y de siete en el caso de las operaciones de fabricación de vehículos.

Según la Dirección, este expediente se realizará para ajustar la oferta a la demanda y no se trata de nada nuevo. Sin embargo, los sindicatos no opinan igual. Los representantes de los trabajadores dicen que en realidad se trata de sustituir los paros técnicos anunciados por el expediente de regulación de empleo, lo que significaría que los sueldos de los empleados afectados no serían abonados por Ford.

En cuanto al estado de las negociaciones del convenio, desde la Dirección se insiste en que su propuesta se ajusta a las medidas del sector, mejorándolas en algunos casos; además, se habla de que las exigencias de los sindicatos son "carentes de realismo e inalcanzables en las circunstancias actuales que vive el sector del automóvil". Como ejemplo de lo anterior, la Empresa menciona que mientras la media de horas anuales en el sector es de 1.700, los sindicatos de la planta de Ford quieren 1.613 horas.

Por otra parte, los sindicatos tampoco están de acuerdo entre sí. Según UGT, Comisiones Obreras mantiene una postura "trasnochada".