La DGT dice estar 'preocupada' por el repunte del 17% de muertos en Cataluña donde no tiene competencias

La directora de Tráfico, María Seguí, ha asegurado estar 'preocupada' por el aumento en lo que va de año del 17 por ciento de muertos en carretera en Cataluña, donde su departamento no tiene competencias, ya que están transferidas, y ha comparado este dato con el descenso del 4 por ciento de víctimas mortales en el resto de España.

Durante su comparencia ante la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible en el Congreso, Seguí ha asegurado que no se trata de 'ninguna recriminación' sino de 'una preocupación', porque cada fin de semana observa 'esas cifras' y no tiene 'ninguna capacidad de acción'.

Según los datos presentados por Seguí, del 1 de enero al 17 de junio en Cataluña han fallecido en accidentes de tráfico 111 personas, frente a los 92 que habían muerto en el mismo periodo del año en 2011, lo que supone un repunte del 17 por ciento. Mientras, en el total nacional, en ese mismo periodo han fallecido 584 personas, un 4 por ciento menos que los que habían muerto a esa altura del año.

El diputado de CiU Jordi Jané ha tachado de 'altamente injusta' la comparación y ha apuntado que el aumento puede deberse a que en una 'situación de crisis económica' como la actual algunos conductores en Cataluña están optando por conducir por vías secundarias, que 'son muy peligrosas', lo que ha podido provocar el aumento en la cifra de víctimas.

Sin embargo, la directora de Tráfico ha asegurado que los datos muestran que están produciendose un aumento de accidentes también en autopistas y autovías. 'Nada nos complarecería más que el que hubiera una disminución más marcada', ha apuntado.

Por otro lado, sobre la posibilidad de introducir la velocidad variable en autovías y autopistas, Seguí ha condicionado un posible aumento de la velocidad a 130 km/h a que la situación económica del país mejore y, en cualquier caso, ha señalado que sólo se permitiría para vehículos ligeros y en buenas situaciones climatológicas.

Además, ha insistido en que tanto la velocidad variable como la posibilidad de subir los límites a 130 km/h está en 'estudio' mientras que para lo que se va a probar seguro de aquí a final de año es la reducción de la velocidad de 100 a 90 km/h en todas las vías convencioneles y la reducción a 30 km/h de algunas calles en núcleos urbanos, lo que se conoce como zonas 30.

Los mejores vídeos