La crisis que atraviesa Estados Unidos atemoriza a los fabricantes automovilísticos locales

Las cifras de ventas de automóviles nuevos en el mes de diciembre no han sido una buena noticia para los grandes fabricantes norteamericanos. General Motors sufrió un descenso del 17,7 por ciento, Ford de un 14 por ciento y Chrysler, la rama estadounidense de DaimlerChrysler, bajó sus ventas en un 15 por ciento.

La crisis que atraviesa Estados Unidos atemoriza a los fabricantes automovilísticos locales
La crisis que atraviesa Estados Unidos atemoriza a los fabricantes automovilísticos locales

A pesar de este descenso generalizado de las ventas en el último mes del año, los vehículos nuevos en las carreteras estadounidenses han sido cerca de 17 millones, una cifra récord en este país. Los resultados de las tres grandes (General Motors, Ford y DaimlerChrysler) a lo largo del año no puede considerarse demasiado negativo. El mayor fabricante mundial, General Motors, únicamente ha sufrido un descenso en sus ventas de un 1 por ciento. La marca del óvalo, por su parte, ha obtenido un récord en lo que se refiere a operaciones, mientras que Chrysler desciende un 4 por ciento.
Los datos del último mes del año han sido justificados por los analistas, achacándolos a la falta de confianza de los norteamericanos ante la situación económica a corto plazo, a la subida de los precios de los carburantes y a los temporales de nieve.
Los números de diciembre han llenado de preocupación a los tres grandes ante lo que les puede deparar el futuro. Para diversos representantes de estas marcas, se prevén tiempos duros, con un descenso del 15 por ciento de las ventas en el primer trimestre del año entrante. La principal medida que se está tomando en este sentido es el retraso de la producción, con el fin de acabar con el stock reinante. Ford ha señalado que sus estimaciones para las ventas totales en los Estados Unidos para 2001 serán de 16 a 16,5 millones de vehículos; GM, por su parte, se ha mostrado más optimista y cree que la cifra mínima será de 16,5 millones de unidades.
Las compañías europeas y japonesas han tenido mejores resultados anuales. Los aumentos en las cifras de ventas en los Estados Unidos son generalizados: Toyota, un 9,7 por ciento; Volkswagen, un 12,6 por ciento; Honda, un 7,6 por ciento; BMW, un 22 por ciento...
El honor de ser al coche más vendido en 2000 en este país ha recalado, por cuarto año consecutivo, en el Toyota Camry, con un total de 422.961 unidades; seguido por el Honda Accord, con 404.515; y el Ford Taurus, con 382.035 unidades. En cuanto a todo terrenos y camiones, el claro vencedor es el Ford F-Series, con 876.716 unidades vendidas, tras él se sitúan el Chevrolet Silverado y el polémico Ford Explorer, con 642.119 y 445.157 vehículos vendidos, respectivamente.

Los mejores vídeos