La Comisión Europea presentará una propuesta sobre la distribución de coches

Antes de final de año, la Comisión Europea adoptará una propuesta sobre el futuro régimen para la distribución de vehículos. Ésta norma sustituirá a la actual, cuya vigencia finaliza en septiembre de 2002.

Los servicios de Competencia de la Comisión, bajo la responsabilidad del comisario Mario Monti, están barajando tres opciones, según anunció el portavoz comunitario Michael Tscherny.

La primera de ellas sería prorrogar la normativa actual, que permite los acuerdos de distribución exclusiva entre fabricantes y concesionarios; la segunda consistiría en aplicar a la industria automovilística las mismas leyes de competencia que a los demás sectores, mientras que la tercera alternativa se basaría en la creación de unas normas de competencia específicas para el sector del automóvil.

Según Tscherny, "Todo está abierto, aunque hay un hecho muy claro: la legislación actual no cumple todas las expectativas". Asimismo, añadió que "no hay planes concretos" en cuanto a los períodos de transición entre la norma actual, que seguirá en vigor hasta septiembre de 2002, y la nueva ley.

El portavoz comunitario aseguró que la Comisión pretende conseguir una mayor integración entre los distintos mercados nacionales, ya que las organizaciones de consumidores han denunciado varias veces que los fabricantes ponen trabas a los minoristas para dificultar la venta de automóviles a ciudadanos de otros estados miembros.

Tscherny recordó que la CE ya ha impuesto dos multas a Volkswagen y otra a Opel-Holanda por realizar este tipo de prácticas. Asimismo, anunció que el Ejecutivo comunitario se encuentra en la fase inicial de la investigación sobre los dos fabricantes franceses: Renault y PSA (Peugeot-Citroën).

Otra de las metas de la Comisión es introducir una mayor competencia en el ámbito de la reparación de coches, pues la norma actual permite al fabricante adoptar distintos criterios, lo que dificulta la labor de los talleres independientes.