Jutta, reina del desierto

Tiene 38 años y conduce con la agresividad de un principiante. Es dura. Muy dura. Hace unos años fue la primera mujer en ganar una etapa del París-Dakar, el rally más duro del mundo. Ayer se proclamó primera fémina en ganar la prueba. Es la nueva reina del desierto.

Jutta, reina del desierto
Jutta, reina del desierto

Le favoreció la suerte, es cierto. De no haber sido penalizados Serviá y Schlesser, habría sido tercera, y tan contentos. Pero, de alguna manera, también se lo ha merecido. Ha estado siempre ahí, ha trabajado como el que más y ha respetado las órdenes de equipo con una disciplina marcial. Llevaba un coche peor que el del año pasado y se quejaba de que era imposible conducirlo con el depósito lleno. Estas dificultades le han llevado a correr menos que otros años, pero con más aplomo, refrenando su ímpetu feroz.

Al final, reclamaciones aparte, fue Mauoska quien perdió 50 minutos el sábado y se despidió de sus opciones de victoria. Si se hubiera limitado a mantener el tipo y tragar polvo, habría llegado a meta sin problemas y hoy sería el campeón. Pero no, buscó la forma de adelantar como fuera a un Serviá empeñado en cerrarle y esa desesperación fue su tumba. Destrozó el tren trasero de su Mitsubishi y llegó muy tarde a la meta. De haber entrado en los tiempos de los buggies, habría ganado el rally, pues las sanciones le habrían quitado de enmedio a Schlesser.
Sea como fuere, el azar despejó el camino para Jutta Kleinschmidt, una alemana de Colonia que nació hace 38 años y lleva mucho tiempo saltando dunas. Este ha sido su undécimo Dakar.
"Es fantástico, increíble, aún no llego a comprender lo que me sucede, pero aproveché mi oportunidad. Tal vez tendría que darle las gracias a Schlesser por lo que hizo en Tambacounda", dijo con ironía nada más bajar del podio en el Lago Rosa. Kleinschmidt ha calificado su victoria como "buena para el deporte, porque recompensa un comportamiento normal". Lo cierto es que ha sido una competidora muy regular y ha sabido defenderse a las mil maravillas en un mundo tradicionalmente masculino. Seguro que Mitsubishi saca buen provecho de este triunfo femenino para su publicidad.
Clasificaciones "casi" definitivas
A falta de que la FIA se pronuncie sobre los recurso presentados por Schlesser contra el resultado de la carrera, la alemana se ha adjudicado el triunfo en la

Untitled Document

clasificación general absoluta de coches y en la de coches de cuatro ruedas motrices, la T2. Para su ex-novio y ex-jefe, Schlesser, ha quedado el pírrico triunfo en la categoría de coches de dos ruedas motrices y el tercer puesto de la general. Carlos Sousa, mucho más discreto que sus rivales, se ha llevado el primer puesto en la categoría de prototipos de cuatro ruedas motrices. (No te pierdas nuestro álbum con las mejores y más Untitled Document

espectaculares imágenes )

En motos, la victoria final ha sido para Fabrizzio Meoni, de KTM, que se aprovechó de la notable mejoría de estas motos y del descalabro de BMW, con sus principales estrellas apartadas prematuramente de la carrera.
Arcarons ha vuelto a ser el eterno segundo, pero se ha visto que tiene un relevo natural que pega duro. Se trata de Isidre Esteve, un leridano que ha logrado subir al cuarto escalón del podio y apunta alto para próximas ediciones. También se ha destapado un valor latinoamericano, De Gavardo, que con una montura semioficial ha sido tercero. Seguro que el año que viene oficializa del todo su moto. El recital de KTM ha sido total. La primera BMW ha sido la de John Deacon, en sexta posición.
La división de camiones ha concluido con el triunfo total del equipo checo compuesto por Loprais, Kalina y Hamerla, que conducen un Tatra y se han impuesto en ocho etapas. Hay que destacar el éxito del equipo español compuesto por Jordi Juventeney, Marco Ferrán y José Luis Criado. A los mandos de un Mercedes 6x6, han logrado el sexto puesto absoluto y se han llevado el triunfo en la categoría de camiones de Producción 6x6. Ha sido la mejor actuación de un camión español en la historia de la carrera.

Con el sorprendente reinado de Jutta acaba una edición del Dakar que será largamente recordada. Las amenazas del Frente Polisario, los accidentes, las terribles etapas de navegación, las penalizaciones... Muchas historias que pasan a engrosar el historial de una prueba legendaria. La TSO, la organización que mueve esta "ciudad del desierto", ya prepara la edición del 2002. Habrá revancha.

Si quieres recordar cómo empezó este Dakar, no te pierdas este Untitled Document

Reportaje .
Los mejores vídeos