Inyección económica para Volkswagen Navarra

Bruselas ha autorizado una ayuda de 15,2 millones de euros a Volkswagen Navarra para que el Polo se siga fabricando en nuestro país. La inversión es muy inferior a lo que se solicitaba, pero servirá para que la planta sobreviva a la competencia del Este.

Inyección económica para Volkswagen Navarra
Inyección económica para Volkswagen Navarra

La Comisión Europea ha autorizado una ayuda de 15,2 millones de euros a la planta de Volkswagen en Arazuri (Pamplona). Con este dinero, se pretende "compensar los costes adicionales" que le supone a la multinacional mantener la producción del Polo en España en comparación con Bratislava (Eslovaquia), la otra alternativa que barajaba la multinacional. España había solicitado 62 millones, pero Bruselas -tras estudiarlo durante dos años- no ha considerado necesario tanto dinero. De todas formas, desde Volkswagen Navarra se señala que "las ayudas siempre vienen bien". En primer lugar, VW Navarra tenía que demostrar que la zona era una región reconocida como elegible para ayudas regionales. Hecho esto, también debía argumentar que la multinacional poseía otros lugares donde montar su producto. Aquí vinieron los problemas, ya que Bruselas aseguraba que -aunque la multinacional encontrase más barata la producción en Bratislava- tendría que cubrir unos altos costes para despedir a los trabajadores de Pamplona (por eso, argumentaban que la opción eslovaca no era muy viable). Sin embargo, con la caída de la demanda del Polo, llegó la incertidumbre: la multinacional amenazaba con despedir a 500 empleados si la factoría Navarra no adaptaba su producción. Además, Seat -filial del grupo- se acababa de llevar parte de la producción del Ibiza de la factoría de Martorell a la de Bratislava (donde curiosamente también se fabrica el Polo).Con la nuevas ayudas, Volkswagen Navarra puede tomarse un respiro. Volkswagen Navarra lleva montando las diferentes versiones del Polo desde 1993 y, hasta 1998, lo hacía en exclusiva. Durante el año pasado, fabricó prácticamente la mitad de las unidades del Polo que produjo la multinacional alemana en todo el mundo. El resto sale de las plantas de Bratislava (República Checa), Vintenhage (Sudáfrica) y Pacheco (Argentina).

Los mejores vídeos