Incertidumbre sobre el futuro de la planta inglesa de Nissan

Las últimas declaraciones del director ejecutivo de Nissan Motor, Carlos Ghosn, levantan incertidumbre sobre el futuro de la mayor factoría británica de automóviles.

Nissan parece jugar a las adivinanzas con la mayor factoría de coches del Reino Unido, la planta ubicada en Sunderland, al noreste del país, que pertenece al fabricante nipón.
El director ejecutivo de Nissan Motor, Carlos Ghosn, ha levantado más dudas sobre el futuro de Sunderland al afirmar que "es prácticamente imposible" sacar una ganancia de esta planta, si se factura fuera de la zona euro.
Además, para la compañía japonesa, la planta británica ha perdido competitividad debido a la inestabilidad de las monedas europeas. Pero, la solución que Ghosn propone tampoco está libre de este inconveniente.
Según afirmó, el comité ejecutivo de Nissan podría decidir a finales de mes si la próxima generación del Micra Small se fabricará en la planta inglesa o en otra del Viejo Continente.
Si Sunderland pierde beneficios con el nuevo modelo, la producción de Micra probablemente será transferida a la planta que Renault tiene en Flins, Francia. Esta opción toma peso si tenemos en cuenta que el propio Ghosn fue hace años jefe de operaciones de Renault, propietaria del 36,8 por ciento de Nissan.

Los mejores vídeos