El importante aviso de la DGT sobre la identificación del infractor en una multa

Identificar al conductor infractor pillado por una cámara y radar de la DGT resulta crucial para que el dueño del vehículo se haga o no responsable de la multa.

Es vital proceder a la correcta identificación del infractor en una multa
Es vital proceder a la correcta identificación del infractor en una multa

En España, ya se han dado multitud de casos de sanciones y multas en las que el conductor pillado por una cámara y radar de la DGT no coincidía con el propietario real del vehículo. Por este motivo, para que el propietario tenga ante sí motivos y fundamentos legales para eludir la multa, resulta necesario responder de la forma oportuna ante el requerimiento de la identificación del infractor ante una sanción.

Hacer caso omiso en el requerimiento de identificación del infractor emitido por la DGT puede conllevar una falta muy grave que puede oscilar entre los 500 y los 900 euros, al considerarse que el propietario del vehículo no ha colaborado en la identificación del infractor.

Hace unos meses, una sentencia judicial eximió de pagar una multa por exceso de velocidad, detectada por un radar, ya que no fue posible identificar al conductor que la cometió. El objetivo principal en el requerimiento de la identificación del infractor es preservar la presunción de inocencia del propietario del vehículo, ya que se han dado muchos casos en los que el verdadero infractor pillado por las cámaras de la DGT ha correspondido a un amigo, a un familiar o a otra personas que por las circunstancias que fuesen conducían el automóvil en el momento preciso de la sanción/infracción.

Por ello, para la correcta identificación del infractor real, la DGT envía una notificación o requerimiento de identificación en las sanciones detectadas por un radar o cámara. En este requerimiento, Tráfico pide al propietario la correcta identificación del infractor y, en el caso de que sea otra persona la que conducía en el instante mismo de la infracción, proceder a su oportuna identificación. Si es así, el propietario del vehículo quedaría exento del pago de la multa y sería la DGT la que se pondría en contacto directo con el verdadero infractor.

Según explica la DGT, para proceder a la correcta identificación del infractor, el propietario del vehículo debe facilitar el nombre, los apellidos, el DNI (o número de pasaporte/permiso de residencia) y dirección postal de la persona que en realidad conducía el coche. Todos estos se pueden facilitar a Tráfico por tres vías: de manera presencial en cualquier el propietario del vehículo debe facilitar el nombre, los apellidos, el DNI (o número de pasaporte/permiso de residencia) y dirección postal de la persona que en realidad conducía el coche Jefatura, a través de Internet o a través de correo ordinario/corres postal. El plazo para presentar todos los datos personales del conductor infractor por parte del propietario del vehículo es de 20 días desde que se recibe la notificación de requerimiento de identificación que envía la DGT.

 

Todos los casos en los que los ciclistas pueden circular de dos en dos

Relacionado

La DGT explica los casos en los que ciclistas pueden circular de dos en dos

La fatiga y el sueño son factores de alto riesgo al volante

Relacionado

Un “zombie al volante”: el nuevo e impactante aviso de la DGT, en vídeo

Los mejores vídeos