Ibarra cree que Artur Mas no plantearía la secesión si solo existieran tres autonomías

El expresidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha afirmado este martes que el presidente de Catalunya, Artur Mas, no plantearía un referéndum de secesión si el Gobierno o las Cortes Generales dijeran que 'a partir de mañana solamente habrá tres autonomías: Catalunya, Galicia y el País Vasco'.

Ibarra ha asegurado que Mas intenta 'deshacer lo hecho para que no haya café para todos', es decir, que no haya autonomías en todas las regiones españolas sino que se vuelva a la idea inicial de que las autonomías fueran para Catalunya, Galicia y el País Vasco.

A su juicio, el resto sería 'la pérfida Castilla que todavía sigue en el imaginario colectivo de los nacionalistas como avasalladora, como aquella que le saca los cuartos y el dinero y contra la que hay que pelear'.

En una entrevista concedida a Canal Extremadura Radio y recogida por Europa Press, Rodríguez Ibarra ha sostenido que en estos momentos confluyen dos versiones de la realidad de España, como son por una parte está la 'versión nacionalista' y, por otra, la que pide volver al centralismo.

'AL CENTRALISMO LE PEGARÍA DOS TIROS'

Ibarra ha explicado que además de la versión nacionalista está 'la posición de ciertos sectores del PP, que representaba magníficamente la señora Esperanza Aguirre, que pide volver al centralismo'.

'Porque la operación contra los servicios públicos no se puede hacer si permanecen como competencia de las Comunidades Autónomas, es decir, para poder privatizar la sanidad y la educación esos dos servicios deben estar en manos del Gobierno central, porque cada autonomía es hija de su padre y de su madre', ha apuntillado.

El expresidente extremeño ha alertado de que si desaparecen las autonomías vuelve el centralismo: 'Y yo al centralismo le pegaría dos tiros porque nosotros no tenemos nada que deberle al centralismo', ha enfatizado Ibarra al tiempo que ha sostenido que por muy malo que sea el Estado de las Autonomías para los extremeños ha sido un milagro.

'VIVIR JUNTOS NO ES COSA SENCILLA'

Asimismo y volviendo al tema del nacionalismo catalán, Rodríguez Ibarra ha resaltado que no entiende que las autoridades catalanas quieran separarse de España, pero ha añadido que también comprende 'lo que está pasando, porque vivir juntos no es una cosa sencilla'.

'En estos momentos no hay nada que hacer en España, no se sabe qué hacer, no hay objetivos, estamos como en la sala de espera de la UCI', ha subrayado, por lo que algunos dicen que se van, como es el caso de Mas, ha continuado Ibarra.

En ese sentido, el exdirigente socialista ha aseverado que los argumentos que se están dando por parte del resto de España contra la independencia catalana son malos ya que 'todo el mundo está intentando demostrar que (los catalanes) se quedarían fuera de la Unión Europea' cuando, en su opinión, el argumento debería ser convencer a los que se quieren marchar de lo importantes que son para conseguir que se queden.

FEDERALISMO

Por otra parte, Rodríguez Ibarra ha sido preguntado por el federalismo y ha dicho que significa que 'todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y deberes independientemente de donde vivan y en el territorio o la región en la que vivan'.

'Y eso no lo quieren los nacionalistas porque los nacionalistas lo que quieren es ser singulares, ser diferentes, ser distintos', ha resaltado el expresidente de la Junta.

Además, ha destacado que en el Comité Federal del PSOE le dijo a su 'compañero' el secretario general del PSC, Pere Navarro, 'que se pronunciara sobre qué tipo de federalismo quería; porque si quería el alemán ya podrían las comunidades autónomas ir devolviendo algunas competencias al Estado' ya que tienen más que los landers alemanes.

En cuanto a Pere Navarro, Ibarra ha aprovechado para responder a unas críticas que Navarro hizo contra el expresidente extremeño: 'Navarro respondió a un artículo que escribí el otro día en 'El País' diciendo que yo prácticamente ya no era nadie en el seno del PSOE, lo cual me sitúa efectivamente en el asiento trasero del autobús'.

'Sin duda Navarro confunde el poder político con autoridad política o autoridad moral; hay mucha gente en el partido que no tiene poder político, ni está en ninguna institución', ha subrayado Ibarra recordando al fallecido expresidente del PSOE Ramón Rubial que no tenía cargos pero tenía una autoridad tremenda en el seno del partido.

'En segundo lugar, algo más soy que él, por lo menos soy militante del PSOE, él por lo visto es de otro partido del PSC; y en tercer lugar yo creo que ha hecho un agravio y una ofensa a más de 150.000 militantes que no ocupan ningún cargo en el seno del partido y en instituciones y sin embargo son absolutamente útiles y necesarios', ha concluido Juan Carlos Rodríguez Ibarra.