GM confirma la sentencia de muerte para Oldsmobile

No hay marcha atrás. General Motors ha decidido dar la puntilla a su marca Oldsmobile y no se retractará de sus palabras. Al menos, así lo han asegurado sus directivos en una reunión con vendedores de la veterana firma.

GM confirma la sentencia de muerte para Oldsmobile
GM confirma la sentencia de muerte para Oldsmobile

Como ya hemos informado en anteriores noticias, Nueva Orleans acoge estos días una gran convención de vendedores de coches, que, como cada año, se reúnen con los representantes de GM, Ford y Chrysler para conocer sus estrategias comerciales.

Si en general reina un ambiente de felicidad por los buenos resultados de ventas de 2001, los concesionarios de Oldsmobile celebran el éxito con menos alboroto. La marca que representan está sentenciada a muerte por su propietaria, General Motors, y, durante esta reunión, se ha confirmado dicha sentencia

Los vendedores de la marca estaban preocupados, pues no había noticias frescas sobre esta decisión de GM. "Era una nube en el horizonte", decía uno de ellos. Ahora, la nube se despeja y, con ella, las dudas: Oldsmobile desaparecerá en 2004.

Algunos de los concesionarios más importantes expresaron sus quejas, pues consideran escasa la compensación que recibirán. Además, creen que no debería recibir lo mismo un concesionario que lleve poco tiempo con la marca que uno que lleve muchos años y sea muy grande.

Darwin Clark, vicepresidente de GM para relaciones con los vendedores, señaló que la compañía comprende los sentimientos de los "dealers", pero también dejó claro que la decisión está tomada y no hay vuelta atrás.

En cuanto a las compensaciones, Clark apuntó que tendrán más que ver con el volumen de ventas que con la permanencia en la firma por más o menos tiempo.

Oldsmobile cuenta con 2.801 distribuidores. De ellos, el 58 por ciento ha firmado ya acuerdos de separación con GM y busca otra bandera. Otros 800 empresarios discuten en estos momentos su futuro con la marca.

Los mejores vídeos