General Motors dividirá sus actividades de distribución europeas en seis zonas

Cada día se van conociendo más detalles sobre la reestructuración que la división europea de General Motors aplicará a sus marcas Opel y Vauxhall.

Untitled Document

A la noticia ya adelantada por Autopista Online, el pasado 26 de octubre, de que el consorcio ahorraría 1.000 millones de euros con el reajuste de las operaciones de Venta y Márketing, ahora se añaden datos concretos de cómo se realizará esa reorganización de la red de distribución de ambas enseñas.

La compañía estadounidense tiene previsto agrupar toda su vasta red en seis departamentos encargados de estas tareas para "ahorrar costes y trabajar de manera más eficiente", ha señalado un portavoz de la división europea de General Motors. "Así también evitaremos caer en una repetición de actividades".

La medida forma parte del conjunto de acciones encaminadas a sacar a Opel y Vauxhall de las cifras negativas, conocidas con el nombre conjunto de Proyecto Olympia. Aunque no se conoce cómo se realizará el proceso de integración, sí que se ha divulgado que cada seis centros de distribución serán responsables de la venta de coches nuevos en ciertos países.

Uno de tales centros ya ha estado operativo en el último año, actuando conjuntamente en Irlanda y Escandinavia. "Nosotros ya hemos experimentado positivamente con un distribuidor de este tipo". En tal ocasión, cada uno de los países dependientes de la unidad central ha mantenido sus departamentos de Ventas y Márketing locales. El objetivo ahora es ampliar las atribuciones de los seis distribuidores centrales.

Aún se desconoce qué áreas geográficas incluirá cada uno de ellos, aunque se rumorea que General Motors está estudiando combinar las actividades de distribución en el Benelux con las de Suiza. Esta segunda unidad regional estaría lista en unas semanas.

Austria y Alemania podrían formar una tercera, a la que seguiría un cuarto centro distribuidor en el Sur de Europa con Francia, Italia, Portugal y España en su seno.

El Reino Unido mantendría su independencia como consecuencia de la marca local Vauxhall, mientras que la sexta agrupación se ocuparía de las ventas en el centro de Europa.

"Está bastante claro que, bajo el proyecto Olympia, la decisión de concentrar las operaciones de Venta y Márketing por áreas geográficas será adoptada muy pronto", ha comentado el mismo portavoz. "Sin embargo, las consecuencias buscadas en ahorro de costes puede que sólo se consigan a medio plazo".