Frenó porque vio un coche volar

El conductor del camión que colisionó ayer con un autobús de pensionistas del Imserso en la autovía A-66, ha declarado que el accidente se desencadenó cuando frenó al ver un turismo volar en el interior del túnel del Padrún, en las inmediaciones de la localidad asturiana de Mieres.

"El coche voló lateralmente y cayó delante de mi camión, lo que me obligó a frenar y fue entonces cuando el autobús me embistió por detrás", ha explicado el conductor, César Ordóñez, tras ser reconocido en el hospital Álvarez-Buylla de Mieres. Ordóñez añadió que, como consecuencia del impacto, perdió lateralmente la carga de grava que transportaba y tuvo que abandonar la cabina del camión por la ventana, ya que la puerta había quedado obstruida.También manifestó que, una vez en el exterior, se dirigió hasta donde se encontraba el conductor del turismo, un Volkswagen Golf con matrícula 6739 CND, y le preguntó qué le había pasado, pero éste no supo explicar lo sucedido. Como consecuencia del accidente, 34 de las 50 personas que viajaban en el autobús, que transportaba a 48 vecinos de Mallorca hasta Astorga (León) dentro de un programa del Imserso, han sido atendidas en diversos centros hospitalarios de Asturias de heridas que, en principio, no revisten gravedad, según los últimos datos facilitados por el servicio de emergencias 112 Asturias.

El accidente se produjo sobre las 12:30 horas a unos cien metros de la entrada norte, en el interior del túnel de El Padrún, en el kilómetro 43 de la autovía A-66, que comunica el centro de Asturias con León.Como consecuencia del accidente en el interior del túnel, de 1,7 kilómetros de longitud, quedó cortada la circulación para los vehículos que se dirigían desde el centro de Asturias hacia León, que fueron desviados por la carretera N-630.