Ford dice que Europa empieza a aceptar que tiene que reducir su producción

El presidente de Ford, Alan Mulally, dijo hoy que Europa está empezando a aceptar que tiene que reducir su capacidad de producción de vehículos para poder tener un sector del automóvil sostenible y que es optimista sobre la mejora de los resultados en su filial europea.

Durante una conferencia telefónica con analistas y periodistas celebrada hoy, Mulally afirmó que la mejora de los resultados del sector en Norteamérica es un modelo a seguir en Europa.

Hoy Ford se anoto 1.630 millones de dólares de beneficios netos en el tercer trimestre del año, pese a perder 468 millones de dólares en Europa. Para el conjunto del 2012, Ford dijo que espera perder más de 1.500 millones de dólares en el Viejo Continente.

En los nueve primeros meses de 2012, Ford ha tenido 4.067 millones de dólares de beneficios netos gracias a los resultados de la compañía en Norteamérica.

Mulally afirmó que la clave del éxito en Norteamérica ha sido 'la dramática acción de reducción de la producción' durante los últimos años para adecuarla a la 'demanda real' y para proporcionar 'los vehículos que los consumidores quieren'.

Añadió que en los últimos meses, a pesar de lo difícil que resulta plantear cierres de factorías, Europa ha empezado a asumir que tiene que recortar su capacidad de producción de vehículos ante la caída de la demanda.

'La discusión ha cambiado y claramente todos están hablando de lo que es necesario para crear un sector del automóvil viable en Europa', dijo Mulally.

'La discusión ahora se centra en que el tamaño de la empresa se adecúe a la demanda real, hacer vehículos que la gente quiere y dejar que el mercado realmente decida. Creo que la discusión se ha desplazado a un punto más saludable sobre qué hacer para crear un sector viable en largo plazo' añadió.

Stephen Odell, presidente de Ford en Europa, quien también participó en la conferencia telefónica, destacó el contraste entre Europa y Norteamérica.

'Durante la recesión global, el sector del automóvil de Norteamérica tomó medidas para reducir su exceso de capacidad. Desgraciadamente Europa no lo hizo. Y eso simplemente no es sostenible', dijo Odell.

Tanto Mulally como Bob Shanks, director financiero de Ford, dijeron que estaban convencidos de que el plan de Ford para volver a la rentabilidad en Europa funcionará, basado en la aceleración del lanzamiento de nuevos productos (15 nuevos vehículos en cinco años).

Mulally dijo que Ford volverá a ser rentable en Europa a mediados de la década y que los planes indican un margen de rentabilidad a largo plazo de entre 6 y 8 %.

Shanks señaló: 'Además de nuestros planes de crecimiento para Europa Occidental, tenemos planes muy agresivos para la Europa Oriental y Rusia, que son dos mercados de crecimiento robusto en la región. El aumento de la cuota procederá principalmente de los vehículos comerciales'.

Los mejores vídeos