Expertos japoneses estudian las posibilidades de Internet en los taxis

El Gobierno japonés, en colaboración con varias firmas de la industria de la automoción local y con una universidad, comenzará una serie de ensayos para promover el uso de Internet como un instrumento de comunicación viable en el sector del transporte de pasajeros. Alrededor de 1.600 taxis y 70 coches privados serán los encargados de probar la eficacia de este proyecto.

Varios expertos en telemática y en automoción, procedentes de la Universidad de Keio, de las firmas Toyota Motor, NEC, empresa informática, y Denso, perteneciente a la industria auxiliar, han formado un grupo, Internet ITS -siglas en inglés de Sistemas de Transporte Inteligente-, encargado de desarrollar un proyecto financiado por el gobierno.

Las pruebas se realizarán durante los meses de enero, febrero y marzo de 2002 en Nagoya, ciudad situada en el centro de la isla de Honshu, y en el área metropolitana de Tokio. Éstas consistirán en la comunicación bidireccional entre la central y los taxistas, a través de Internet. Asimismo, los usuarios del servicio podrán obtener información turística y otros datos de interés sobre las ciudades.

En el caso de los 70 conductores privados participantes en el proyecto, podrán acceder a información sobre la localización de gasolineras, aparcamientos y otros datos de utilidad general para el usuario de un vehículo.

El acceso a Internet se realizará a través de un sistema de radio comunicación de onda corta.