Estas serán las multas, más bajas, para los coches contaminantes en Barcelona

Los coches más contaminantes tendrán limitada la circulación a partir del 1 de enero de 2020. Así serán las multas de la medida estrella contra la contaminación.

Estas serán las multas, más bajas, para los coches contaminantes en Barcelona
Estas serán las multas, más bajas, para los coches contaminantes en Barcelona

Durante el año 2018 la contaminación provocó la muerte de 351 personas en la ciudad de Barcelona. Por este y otros motivos, el 1 de enero de 2020 entrará en vigor la zona de bajas emisiones (ZBE) permanente. Esta medida limitará la circulación de los vehículos más contaminantes, reducirá un 15 % las emisiones de NO2 y mejorará la calidad del aire.

Las restricciones afectarán a todos los vehículos que no tengan el distintivo ambiental de la DGT, que certifica que son aptos para circular. Será la Guardia Urbana quien comprobará las matrículas de los vehículos con cámaras de videovigilancia instaladas en las entradas y salidas de la ciudad y en el interior del núcleo urbano. Y aunque no es obligatorio que los vehículos lleven el distintivo pegado, es recomendable para facilitar la tarea de control de la Guardia Urbana.

Multa rebajada

En un principio se anunció que la multa impuesta a los vehículos que circulen por esta área protegida de más de 95 kilómetros cuadrados, los días laborables, de 7.00 a 20.00 horas, sería de 200 euros. Sin embargo, el regidor de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, ha explicado que la multa mínima para los vehículos contaminantes que entren a la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) será de 100 euros.

Lo ha anunciado después de estudiar las alegaciones presentadas y evaluar la cuestión con otros municipios afectados por esta medida. La sanción afecta motos y vehículos de mercancías de menos de 3,5 toneladas. Además, los conductores pueden volver a ser multados si en 90 minutos no han salido de la ZBE. Los vehículos que tengan que entrar a Barcelona durante un tiempo concreto por motivos médicos quedarán exentos de la restricción.

En caso de urgencia, se podrá pedir un permiso especial antes de coger el vehículo. Si a pesar de todo se recibe una multa, se podrá revertir justificando que se pidió el permiso antes de utilizarlo.

El gobierno municipal está estudiando el peaje de entrada a Barcelona. "Puede ser una medida que ayude a revertir el mal uso de la movilidad a Barcelona y trasladar la gente hacia el transporte público", ha dicho Badia, que ha añadido que esta medida tendría que ir acompañada de una mejora de la red de Cercanías y de una mejor frecuencia de los Ferrocarriles de la Generalitat.