España se aleja de los objetivos del Protocolo de Kioto

Los datos publicados sobre emisiones contaminantes en la Unión Europea dejan a España en un muy mal lugar, ya que es el país de la UE que más ha visto incrementar su contaminación.

Según el último estudio realizado por la Agencia Europea del Medio Ambiente sobre la evolución de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, en la Unión Europeo será imposible cumplir el Protocolo de Kioto.

Según el compromiso adquirido por la Unión, el objetivo es el de reducir las emisiones de CO2 y otros gases causantes del efecto invernadero hasta un 8 por ciento en 2008, con respecto a los niveles registrados en 1990.

Pues bien, a estas alturas en la UE se ha conseguido reducir esta contaminación en tan solo 3,5 puntos. A pesar del comportamiento de algunos países, cuyos resultados penalizan el cómputo global de la Unión.

Los peores datos son los que se han registrado en España, donde no sólo no se ha logrado contener la emisión de este tipo de gases, sino que ésta se ha incrementado en más de un 33,5 por ciento.

Otros países que no parecen muy por la labor de mejorar sus cifras de emisiones de CO2 son Portugal, Irlanda y Grecia, aunque España es el que se "lleva la palma".

Frente a estos "poco concienciados" estados destacan los datos de Dinamarca (-9,8 por ciento), Alemania (-19,1 por ciento) o Gran Bretaña (12,6 por ciento). Es cierto que algunos de los países que más han recortado sus emisiones están entre los que más contaminan, como es el caso de Alemania, aunque esto no significa que el esfuerzo haya sido menor.

Tras la publicación de estos datos, en España se ha reunido por primera vez en esta legislatura el Consejo Nacional del Clima, del que forman parte el ministro y la secretaria de Medio Ambiente, el secretario general de la oficina Española de Cambio Climático, representantes del resto de ministerios, de las comunidades autónomas y de los sindicatos, entre otros agentes relacionados.

Desde el PSOE se insiste en la necesidad de "medidas de choque" que ayuden a incrementar la eficiencia energética y hagan cumplir los objetivos del Plan Nacional de Fomento de las Energías Renovables.

Por su parte, desde la patronal de las petroleras en nuestro país, AOP, se destaca el esfuerzo realizado por las refinerías para aumentar la calidad medioambiental de sus productos, para lo cual ser están invirtiendo más de 22 millones de euros al año.

Además, el presidente de la AOP cree que los esfuerzos por suprimir el azufre de los carburantes no sirven para nada, ya que para conseguir carburantes menos contaminantes hay que destilar más, aumentando sus emisiones de CO2.