España, fuera del gran proyecto de baterías eléctricas en Europa

España se ha quedado fuera del gran proyecto que prepara Europa para desarrollar baterías eléctricas en “suelo europeo" y no depender del gigante asiático.

España, fuera del gran proyecto de baterías eléctricas en Europa
España, fuera del gran proyecto de baterías eléctricas en Europa

Lo llaman el “Airbus de las baterías", sin duda por la envergadura del proyecto y la inversión económica. La Unión Europea ha aprobado una ayuda pública de 3.200 millones de euros entre siete estados miembros para desarrollar una industria de baterías eléctricas en el continente europeo a través de un consorcio de 17 empresas. Entre los países agraciados con entrar en este proyecto, liderados por Francia y Alemania, no estará sin embargo España. Sí lo están Italia, Polonia, Bélgica, Suecia y Finlandia.

Es evidente que Europa quiere acabar con la dependencia actual de las baterías de origen asiático y que todo se quede “en casa". El reparto de las ayudas queda establecido así. Alemania recibirá un montante total de 1.250 millones de euros. Luego vienen Francia (960 millones), Italia (570), Polonia (240), Bélgica (80), Suecia (50) y Finlandia, 30 millones.

La Comisión Europea justifica esta inversión, ya que considera que las baterías para coches eléctricos tienen un valor estratégico y por tanto la Unión Europea debe impulsar la inversión e innovación. El organismo europeo está interesado en las baterías de iones de litio, porque tienen una vida útil más larga y se recargan más rápido que las baterías actualmente en el mercado.

Las 17 empresas participantes, entre las que se encuentran BMW, Opel, Basf, Solvay o Endurance, colaborarán entre sí y con más de 70 socios externos, como organizaciones públicas de investigación de toda Europa.

El proyecto, que comenzará a principios de 2020, está programado para finalizar en 2031 y según Bruselas es compatible con la inversión privada. De hecho, la Comisión cifra en 5.000 millones de euros esta inversión.