El Santander prevé un alza del PIB brasileño del 1,5 % en el tercer trimestre

El Banco Central de Brasil mantendrá los tipos de interés en un dígito y la economía del país crecerá un 1,5 por ciento en el tercer trimestre, dato que confirma la senda de recuperación emprendida, según las previsiones difundidas hoy por el Banco Santander en Brasil.

El economista jefe de investigación macroeconómica de la entidad financiera, Mauricio Molan, dijo hoy que la 'reanudación' del proceso de aceleración de la economía 'ya es una realidad' y pronosticó un aumento del crecimiento del 1,5 por ciento para el tercer trimestre del año y del 1,7 por ciento para 2012.

En una acto con la prensa, Molan añadió que 'llegó para quedarse' el tipo básico del tipo de interés de un solo dígito, que tras el último recorte del Banco Central se sitúa en 7,5 por ciento, dato que supone un mínimo histórico.

Asimismo dijo que las presiones inflacionistas volverán a ser un desafío para el Ejecutivo brasileño y que el alza de los precios alcanzará el 5,4 por ciento este año y el 6 por ciento el año que viene.

El experto explicó que las autoridades políticas tienen margen para la aplicación de medidas 'macroprudenciales' como la retirada de algunos de los incentivos aprobados en los últimos meses para estimular el crecimiento.

También anticipó que en los próximos 10 años la economía brasileña crecerá por debajo del 4 por ciento anual a menos que se adopten medidas 'más agresivas', que impulsen el ahorro y la inversión.

Y desmontó la teoría del alto endeudamiento de los brasileños al señalar que el 45 por ciento de las familias no se consideran endeudadas.

'El brasileño no es un gran tomador de crédito', dijo Molan, quien, sin embargo, matizó que los altos intereses desembocan en un elevado 'compromiso de la renta' para hacer frente a esos préstamos.

De acuerdo con sus previsiones, el crédito anual debe crecer entre un 15 y un 18 por ciento de forma sostenible a medida que los intereses vayan cayendo.

Molan destacó que la competitividad está en la lista de máximas preocupaciones del Gobierno y que el déficit de infraestructuras así como la carga y la complejidad tributaria del país son los dos obstáculos que más preocupan a la industria brasileña.

Mientras, Marcelo Audi, jefe del departamento de Estrategia en Economía de la institución, se mostró optimista sobre las perspectivas de crecimiento y aseguró que el inversor ha confundido la dinámica cíclica de la economía con los fundamentos estructurales.

Audi explicó que se registrará una recuperación por lo que el banco aconseja una 'estrategia más agresiva y de mayor exposición' en bolsa.

Además, anunció una mayor diversificación de la renta variable con menor dependencia de los valores relacionados con las materias primas.

'El mercado está más desarrollado, tiene una mayor diversificación y esa es una señal extraordinariamente saludable. Hay un mercado más sofisticado y más alternativas de inversión', declaró.

Los economistas anticiparon hoy sus previsiones la víspera de la conferencia anual del Santander, que reúne cerca de 180 personas con el objetivo de analizar las oportunidades de inversión.

Los mejores vídeos