El salario medio de los trabajadores de fábricas de coches es de 3,4 millones al año

CC.OO. ha realizado un estudio, presentado en las recientes jornadas sobre automoción organizadas por este sindicato, que pone de manifiesto un trabajador medio de la cadena de producción con turno diurno obtiene una remuneración de 3,4 millones al año. Esta condición afecta a casi las tres cuartas partes de la mano de obra de los fabricantes.

La crisis que atraviesa Estados Unidos atemoriza a los fabricantes automovilísticos locales
La crisis que atraviesa Estados Unidos atemoriza a los fabricantes automovilísticos locales

El sueldo medio bruto anual de los empleados españoles que prestan servicios en los fabricantes de automóviles era de 3,4 millones de pesetas al finalizar el año 2000, según comentaron ayer fuentes de Comisiones Obreras.
El abanico salarial entre marcas presenta una diferencia cuantitativa de 800.000 pesetas. Se trata de la desigualdad más importante en la estructura salarial del sector productivo automovilístico español, ya que, a juicio de CC.OO., la estructura de sueldos entre las empresas es "bastante homogénea".
El colectivo también ha informado sobre los gastos de personal de los fabricantes de automóviles durante el pasado año, que alcanzaron un 59 por ciento de los pagos totales.
En estas jornadas sobre automoción, los delegados del sindicato en el sector automovilístico trazaron las líneas maestras de lo que debe ser la negociación colectiva para esta industria durante 2001.
En materia de salarios se aboga por seguir manteniendo como referencia los incrementos de productividad en el sector, aparte de la previsión de IPC y las cláusulas de revisión salarial, cuya inclusión se considera fundamental ante la desviación en los últimos años en las previsiones de inflación.
Asimismo, el sindicato mayoritario en este sector reconoció que la mayor parte de los convenios entre fabricantes tienen reconocida la cláusula de compensación.
En cuanto a la jornada, CC.OO. considera prioritario ahondar en el objetivo de las 35 horas semanales y para ello propone a las Direcciones de las marcas reducir la jornada un 1 por ciento durante cinco años. Según el sindicato, esta disminución sería de 1.598, 5 horas en términos anuales, aproximadamente 100 menos de las que actualmente rigen de promedio en el sector.