El PSC reclama para Cataluña un trato 'bilateral y preferente' con el Estado

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha puesto hoy negro sobre blanco cuál es la alternativa que proponen los socialistas catalanes al Estado propio que defiende CiU: renovar el pacto constituyente para que Cataluña tenga un trato 'bilateral y preferente' dentro de una España federal.

'Para mí sólo hay una vía, el federalismo asimétrico. Que la Generalitat tenga una relación específica, bilateral y preferente con la Administración del Estado. Esto debe hacerse cuando se reordene el Estado Autonómico. Debemos crear una unión libre en la diversidad', ha reivindicado Navarro ante 250 empresarios catalanes.

En una conferencia en la Cámara de Comercio de Barcelona, bajo el título 'Confianza en Cataluña y en los catalanes', Navarro ha esgrimido las razones por las que él se opone a la independencia de Cataluña, especialmente las de carácter económico: 'perderíamos más de lo que ganaríamos', ha subrayado.

Como alternativa al camino hacia la secesión que propone CiU, Navarro se inclina por el federalismo asimétrico que ya defendía el expresidente catalana socialista Pasqual Maragall, para lo cual es necesario, ha dicho, una reforma del pacto constituyente y una elecciones en Cataluña en la que los catalanes expresen qué modelo de Estado prefieren.

Navarro ha vuelto así a defender su oposición frontal a la independencia de Cataluña, una posición que ha argumentado hoy con razones de influencia económica, dada la audiencia empresarial a la que se dirigía.

'¿Cómo podemos ir a buscar inversiones si no tenemos claro qué estatus queremos para Cataluña en relación con España y la UE? ¿Qué capitales queremos atraer en medio de una transición permanente? Las empresas catalanas no quieren incertidumbres políticas y necesitan el apoyo de la Generalitat y del Gobierno central. Eso se consigue con el pacto, no con la ruptura', ha defendido Navarro.

El líder del PSC ha pedido además a los empresarios que piensen en los ejemplos de 'Estados pequeños y con poca influencia en Europa', como Irlanda o Portugal, 'que están atados de pies y manos por la Troika' al tener, ha subrayado, 'mucha menos capacidad de influencia que España'.

En este sentido, Navarro ha defendido que Cataluña no habría prosperado sin el progreso económico y social del conjunto de España, y como ejemplo ha lanzado una pregunta al auditorio: '¿Habría tenido Barcelona los Juegos Olímpicos si no hubiera formado parte de España? Yo digo que probablemente no', ha remachado.

'Nos ha ido bien formar parte de España. Gracias a eso tenemos grandes empresas catalanas y entidades financieras con sede en Cataluña que son grandes empresas españolas y grandes empresas internacionales. Eso no lo tienen ni Portugal ni Irlanda. Y no lo pueden tener porque son demasiado pequeños. Eso hay que tenerlo en cuenta cuando algunos dicen que nos iría mejor a nosotros solos', ha subrayado.

Por todo ello, ante la apuesta soberanista de CiU, Navarro apuesta por reformular el modelo de Estado, dejando atrás el 'agotado' Estado Autonómico, para dar paso a una España basada en el federalismo asimétrico donde Cataluña pueda tener un trato 'bilateral y preferente' con el que se sienta 'cómoda'.

En este marco, también sería necesario, ha dicho Navarro, un nuevo modelo de financiación para los distintos territorios de España, una reivindicación que cree que CiU ha abandonado para reclamar 'directamente' la independencia.