El presidente de Nissan dimitirá en 2005

En 2005 acabará el Plan 180, el recién lanzado programa de viabilidad y desarrollo de Nissan. Cuando este proyecto llegue a su fecha de caducidad, Carlos Ghosn, su padre, abandonará la compañía por voluntad propia.

El presidente de Nissan dimitirá en 2005
El presidente de Nissan dimitirá en 2005

Ghosn es un ejecutivo atípico. Franco-brasileño de nacimiento, llegó hace dos años a la Dirección de la endeudada Nissan. Renault le mandó allí con la misión de sacar a la compañía nipona de la crisis y ponerla a ganar dinero. En poco tiempo, Ghosn puso en marcha el plan Revival, un ambicioso programa de recortes de gastos que ha logrado contener las pérdidas y devolver a Nissan a los beneficios. El éxito sorprendió a todos: 2.874 millones de euros de ganancia, unos 47.826 millones de pesetas, pese a que las ventas bajaron un dos por ciento. De paso, cerró tres fábricas y despidió a 21.000 empleados.

Hace pocas semanas, el directivo anunciaba el lanzamiento del Plan 180, segunda parte corregida y aumentada del Revival. Pensado para acabar en 2005, este proyecto supone recortar los gastos todavía más, hasta un 15 por ciento, aumentar la cuota de producción en un millón de vehículos para 2004, lograr un margen operativo del 8 por ciento y eliminar el endeudamiento de la firma.

Cuando todo este sea realidad, el "Cost Killer", apodo que se da a Ghosn, abandonará Nissan. También en 2005, Louis Schweizer saldrá de la presidencia de Renault, con lo que en muchos medios se asegura que será sustituido por el propio Ghosn.

Los franceses están más que contentos con la gestión de su enviado a Tokio. No es de extrañar, porque este año han salvado su cuenta de resultados, gracias a los 497 millones de euros que aportó Nissan. Tanto es así que el próximo 28 de marzo la junta de accionistas de Renault aprobará un paso más en la compra de Nissan. La firma gala aumentará su participación hasta el 44 por ciento, mientras que Nissan tomará un 15 por ciento del accionariado de Renault.

Nuevo Micra
Como cimiento de lo que será el Plan 180, Ghosn presentó ayer en Japón el nuevo March, un modelo conocido en Europa como Micra. Completamente rediseñado, el pequeño coche japonés lleva una plataforma de Renault. Se trata de la plataforma B, la que se utiliza para los Twingo y Clio.

El Micra, o March, se fabricará en la planta inglesa de Sunderland para el mercado europeo, al que llegará en 2003. El coche incorpora un sofisticado sistema de encendido, además de la posibilidad de apagar el motor por control remoto. También anuncia unos niveles de contaminación realmente bajos.

En Japón, donde los coches pequeños se venden mejor que en ninguna otra parte, Nissan confía en el Micra como base para apuntalar su despegue económico en los próximos años.