El Golf R32, en proyecto

R32 es sinónimo de altas prestaciones y la nueva generación del Volkswagen Golf va a contar, según diversas informaciones aparecidas en medios británicos, con uno en su gama. A más tardar, en noviembre.

Durante el próximo mes de noviembre, la familia Golf, que no ha dejado de crecer (y no lo decimos sólo por la llegada del Golf Plus), contará con un nuevo miembro. Se trata del Golf R32, un potente compacto con una mecánica de gasolina V6 de 3,2 litros de cilindrada que anuncia una potencia de 250 CV. Este propulsor lo montan ya los Audi A3 y TT con la misma potencia. En la gama Volkswagen, el Phaeton y el Touareg llevan el anterior motor: V6, pero de 241 CV, que es la base sobre la que se ha desarrollado el nuevo.

Acoplado a esta mecánica se montará, con toda probabilidad, la tracción integral 4Motion y un cambio automático de última generación DSG. Aún no se conocen más datos, pero la publicación What’s car? asegura que acelerará de 0 a 100 km/h en menos de 6,5 segundos (más rápido que el A3 con esta mecánica) y que desarrollará una velocidad máxima de 250 km/h.

Exteriormente, se diferenciará del actual Golf por un spoiler delantero, doble salida de escape y unas enormes llantas de aleación de 17 pulgadas sobre neumáticos 205/45. Cuando llegue a nuestro mercado, tendrá un precio que no superará los 42.000 euros, aunque este extremo aún no está confirmado. En Terra Autopista probamos la anterior generación de este coche (en la imagen de un poco más abajo); junto a este párrafo te ofrecemos el enlace a su completo análisis. Parece que el desarrollo de este nuevo compacto deportivo viene de la mano de un ahorro de costes procedente del programa ForMotion de Volkswagen. Dicho programa pretende reducir el número de proveedores hasta 2008 para dejarlos en un total de 2.000 (en la actualidad cuenta con 8.000).

Durante el pasado año, la compañía alemana ya ahorró 600 millones de euros más de lo previsto gracias a ForMotion; en 2005 espera alcanzar un ahorro cercano a los 3.100 millones de euros.

Y, siguiendo con la política de recortes del consorcio germano, en Wolfsburg, una de las plantas más importantes del grupo, están pensando eliminar un turno de trabajo, el de noche, y recolocar a los empleados en los de mañana o tarde. De esta forma, podrían conseguir hasta 67 millones de euros más. Mientras en Alemania recortan turnos y ahorran costes, en nuestro país la dirección y el comité de empresa de la factoría de la marca en Landaben (Navarra) están cada vez más enfrentados. Ahora, la dirección ha abierto un expediente a los miembros del comité de empresa y a varios delegados sindicales por impedir el trabajo en el taller los días 28 y 29 de mayo pasados.

Según Pablo Mendívil, responsable de Comunicación de la planta navarra, la dirección tuvo que contratar a cinco personas para hacer un trabajo de fabricación de piezas que ningún trabajador de la factoría quería realizar.

El comité se defiende. Según Carlos Couso, de CGT, que ha sido expedientado, la empresa “ha agredido" a los trabajadores con la decisión de contratar a cinco personas “cuando la propia dirección está aplicando días de cierre en la fábrica y descontando esas jornadas de los salarios". Según este representante de los trabajadores, la decisión de Volkswagen Navarra es “un nuevo error, que el único efecto que va a tener es el de refuerzo del comité" ante las próximas negociaciones del convenio colectivo.