El Gobierno vasco mediará en la crisis de Mercedes

La planta de fabricación de Mercedes-Benz en Vitoria se encuentra paralizada por quinto martes consecutivo debido a la falta de acuerdo en diversos puntos del convenio colectivo entre la dirección y los sindicatos. El Gobierno vasco no se va a quedar cruzado de brazos y ha anunciado su intención de mediar en el conflicto.

Con la de hoy, son cinco las jornadas de huelga que han paralizado la producción de la factoría alavesa de Mercedes Benz. En esta planta se ensamblan los modelos Vaneo y Vito, pero su producción corre peligro, ya que la multinacional, con sede en Alemania, ha anunciado que trasladará la fabricación, si no cambian las cosas.

Pues bien, para frenar esta acción que podría resultar cuanto menos muy perjudicial para la capital vasca, el Gobierno de esta comunidad ha anunciado que mediará en el conflicto. En palabras del portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Jon Imaz, el Gobierno al que representa “ ya ha tenido iniciativas de intermediación y las va a seguir teniendo en la medida en que las partes se avengan".

El presidente del Comité de empresa de la factoría alavesa, José Antonio Moreno, ha comentado que la amenaza de traslado de la producción es real, aunque considera que prefieren tomarlo sólo como una amenaza. En septiembre próximo los trabajadores decidirán en asamblea si siguen secundando los paros.

Los mejores vídeos