El Estado francés quiere vender parte de sus acciones en Renault

El Estado francés pretende vender parte de su participación accionarial en el fabricante Renault, según ha señalado el diario Le Figaro. Según este rotativo, para final de año quiere deshacerse de un 10 a un 15 por ciento del capital.

El Ministerio de Economía galo se ha puesto en contacto con los bancos Merrill Lynch, BNP Paribas y Société Génerale para que le asesoren y analicen el mercado. Estas entidades, que son las mismas que hace un par de meses, en abril, ayudaron al Gobierno francés a desprenderse de otro 10 por ciento de las acciones de Renault, se encargarán de evaluar la cantidad de acciones que deben sacarse a Bolsa sin que el valor de los títulos de Renault se vea penalizado.

Aunque el Gobierno galo ha negado este proyecto y Renault afirma que no está al corriente de esta operación, el diario Le Figaro señala que antes del fin de año el Ejecutivo quiere deshacerse de entre el 10 y el 15 por ciento de su participación en la compañía automovilística, que, en la actualidad, es de un 25,9 por ciento.

Para los analistas, el momento actual es propicio para que el Gobierno francés venda parte de sus acciones en la marca del rombo. La difícil coyuntura económica apunta a que el déficit estatal se va a incrementar, y con la venta de activos entraría dinero fresco en las arcas públicas, y, en la actualidad, los valores de Renault son de los pocos que cotizan al alza en Bolsa.

Aparte del 25,9 por ciento que posee el Estado, el capital de Renault se lo reparten Nissan (15 por ciento), los trabajadores de la compañía (3,4 por ciento), en autocartera existe un 3 por ciento, el grupo de accionistas asociados cuenta con el 2,5 por ciento y el 50,2 por ciento restante fluctúa en Bolsa.

Los mejores vídeos