El escándalo Explorer se extiende a quienes no sufrieron accidentes

Millones de americanos que poseían o todavía poseen ciertos modelos de neumáticos Firestone y todo terrenos Explorer y que habían demandado a los fabricantes Bridgestone/Firestone y Ford han logrado que una juez de distrito de Indianápolis reconozca sus alegaciones e inicie un juicio federal multitudinario contra los dos fabricantes. La acusación estará formada sólo por personas que no sufrieron ningún tipo de accidente o lesión en el uso de estos productos.

No se incluye pues a los más de 500 conductores y pasajeros del Explorer que resultaron lesionados tras volcar el todo terreno. Aún está por determinar si la culpa se debió a fallos en la fabricación del todo terreno, a gomas defectuosas que se resquebrajaban o a ambas razones.

La juez Sarah Evans Barker ha dictaminado que cualquier persona, en todo el territorio estadounidense, que fuera dueño o hubiese alquilado un vehículo Explorer entre 1991 y 2001, o que hubiese comprado algún tipo de neumático Firestone de los modelos ATX, ATX II, Firehawk ATX, ATX 23 Degree, Widetrack Radial Baja y Wilderness, está automáticamente implicada en el proceso.

La titular de la judicatura se ha amparado en pérdidas del valor de los productos y en las violaciones de las leyes de defensa del consumidor para iniciar acción legal. "Es una gran victoria para todos los demandantes", comentó uno de sus abogados, Irwin Levin.

La reacción de ambas compañías ha sido inmediata. "La decisión es un error y será rechazada en la apelación que vamos a presentar", ha señalado el abogado de la compañía Ford, Don Lough. "Creemos que es completamente inapropiado empezar una acción legal de este tipo, cuando los implicados no han sufrido lesión alguna".

La portavoz de Bridgestone/Firestone, Kristine Karbowiak, se expresó en términos similares. "Seguimos creyendo que los aspectos y los contenidos de estas demandas procesos están lejos de justificar un proceso multitudinario".

El coste potencial para las dos firmas podría ser ahora mucho mayor que si hubieran tenido que afrontar casos individuales. Este juicio de "clase" o de "grupo" (forma legal que recibe en los Estados Unidos un proceso que implica a un número indefinido de acusadores) podría incluir hasta 4 millones de demandas.

Los mejores vídeos