El desguace de coches holandeses, investigado

Sin querer interceder en los programas de reciclaje de vehículos en la UE, la Comisión Europea ha abierto una investigación para conocer la cuantía de las ayudas gubernamentales al reciclaje en Holanda.

La Comisión Europa ha abierto una investigación para aclarar las ayudas estatales del Gobierno holandés para el desguace de automóviles. La institución europea quiere centrarse en saber si una prima que se paga para llevar a cabo este desguace compensa o no y en qué cuantía los costes derivados de esta acción. Según la Comisión, la compensación podría ser superior a los costes derivados y ello infringiría las normativas de ayudas estatales en el marco de la Unión Europea.
En Holanda hay un acuerdo entre las empresas automovilísticas que siguen el principio de "quien contamina, paga" por el que los productores e importadores pagan entre 2001 y 2003 una cantidad de 45 euros (7.515 pesetas) por vehículo, para cubrir el coste de desmontaje y reciclaje de la unidad. Dicho acuerdo fue declarado como vinculante por el Gobierno de este país, por lo que la prima se convirtió en impuesto obligatorio y ahora puede suponer una ayuda estatal encubierta, que es lo que investiga la UE. En los automóviles, un total de 17 materiales y piezas se reutilizan o reciclan.

Los mejores vídeos