El carné por puntos, vetado por el PNV

La Ley que implantará el carné de conducir por puntos en nuestro país ya ha iniciado su tramitación en el Senado, aunque se ha encontrado con el veto del Partido Nacionalista Vasco (PNV).

El proyecto sobre el permiso de conducir por puntos ya ha iniciado su andadura en la Cámara Alta. La Ley acaba de encontrarse con el veto del Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos: el parlamentario del PNV Emilio Olavarría ha explicado que su partido considera que esta norma niega y “no respeta" competencias a las comunidades autónomas. En el caso del País Vasco, además, se produce “una especie de involución y reducción" de las posibilidades de actuación de sus autoridades, según su opinión.Además, el proyecto de ley ha recibido 84 enmiendas parciales de diferentes grupos parlamentarios, entre los que se encuentran CiU, PP, PSOE, PNV, Coalición Canaria y Entesa.El senador socialista José Camacho ha explicado que las enmiendas de su partido intentan mejorar –desde un punto de vista técnico- el texto remitido por el Congreso. Asimismo, ha mostrado su deseo de que el consenso alcanzado hasta ahora tenga continuidad.Según Camacho, el objetivo principal de esta norma es salvar vidas humanas y frenar los accidentes de tráfico, “que constituyen una de las primeras causas de mortalidad" en España. Así, “los poderes públicos deben velar por la seguridad y la salud de los ciudadanos. Por ello, deben poner en marcha todos los mecanismos que puedan paliar la lacra social que suponen los siniestros de circulación", ha añadido.“La implantación del carné por puntos traerá un mayor grado de responsabilidad a las actuaciones de los conductores y una mejor utilización del permiso de conducir", ha asegurado Camacho.Por su parte, el PP ha presentado 25 enmiendas. Una de ellas se centra en los cursos de sensibilización y reeducación vial. También trata sobre los centros para impartir estas clases, dirigidas a conductores que quieran recuperar puntos perdidos. Los populares creen que el objetivo básico de estos cursos es hacer que el automovilista acepte y respete las normas de circulación y que entienda su utilidad. Así, se integrará solidariamente en el complejo sistema del tráfico. El PP también ha propuesto que el infractor realice labores sociales relacionadas con la seguridad vial y con las consecuencias de los accidentes.El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha anunciado que los trámites para que los emigrantes que han vuelto de Venezuela puedan canjear en España su carné de conducir terminarán en junio. Los turistas españoles también podrán circular de forma temporal en aquel país.