EE.UU. se pone la pila de combustible

El combustible está cada vez más caro en Estados Unidos. Muestra de la preocupación que provoca es que el Congreso Mundial de Ingenieros (organizado por SAE, Society of Automotive Engineers), que comienza hoy mismo, va a girar en torno a las alternativas energéticas a los combustibles derivados del petróleo.

La industria del automóvil siempre ha estado preocupada por la reducción de las emisiones contaminantes, pero, ahora, a esta tradicional preocupación se une la del ahorro de combustible. En unos tiempos en los que las gasolinas y gasóleos son cada vez más caros, se vuelve la vista hacia las energías alternativas.

Precisamente de ese tipo de energías se ocupará el Congreso Mundial de Ingenieros de Automoción que se celebrará estos días en Detroit (Estados Unidos).

Las pilas de combustibles, las mecánicas híbridas, los biocarburantes o el uso de materiales más ligeros son algunas de las propuestas de la industria que ya conocemos y que se tratarán en profundidad en esta cita.

El Gobierno que preside George W. Bush tiene planes para revisar la política energética del país, como muy tarde, a finales de este mismo año. No es de extrañar que la EPA (Agencia de Protección al Medioambiente estadounidense, cuyas siglas se corresponden con Environmental Protection Agency) haya presionado al Ejecutivo para que se haga dicha revisión.

Los límites de contaminación son cada vez más altos –este asunto parece no importarle a Bush-, pero sí el cada vez más elevado precio de los carburantes, debido a un aumento espectacular de la demanda.

Los tres principales fabricantes con sede en Detroit (General Motor, Ford y Chrysler) van a presentar en el congreso apuestas propulsadas por pila de combustible.

En Terra Autopista vamos a seguir muy de cerca este congreso y te vamos a contar aquí mismo todas las novedades.