Los dos factores que pueden hacer que tengas que cambiar la batería del coche

En plena temporada en la que se realizan hasta el 70 por ciento de las sustituciones de baterías en los coches, te contamos cuáles son los dos mayores peligros de avería.

Los dos factores que pueden hacer que tengas que cambiar la batería del coche. Fotos: iStock.
Los dos factores que pueden hacer que tengas que cambiar la batería del coche. Fotos: iStock.

Frío y tipología de recorrido. Tipología de recorrido y frío. Ponlos en el orden que quieras, pero no hay duda de que estos dos factores son los que hacen temblar hoy en día a cualquier batería de coche. El primero es más difícil de combatir (o no), pero el segundo, desde luego, puedes evitarlo cambiando de hábitos.

Y es que hoy queremos contarte cuáles son los factores que más afectan a las baterías de los coches, para que puedas prever al menos su avería. Porque sí, estamos justo en la época del año en la que se multiplican los fallos de este componente, acaparando nada menos que el 70 por ciento de las sustituciones que se realizan en todo el año. El invierno es el gran culpable.

La batería es la encargada en los coches de combustión de que el vehículo arranque y sufre especialmente con el frío. Cuando la temperatura baja ya, especialmente de los cero grados, la electricidad que se acumula en su interior fruto de una reacción química puede ralentizar su respuesta, hasta el punto no tener fuerza suficiente para realizar su misión.

Con el invierno llega el 70 por ciento de las sustituciones de baterías.
Con el invierno llega el 70 por ciento de las sustituciones de baterías. 

Porque obviamente durante la arrancada es cuando más energía demanda, impidiendo poner el coche en marcha. Lo hemos visto no hace mucho con la borrasca Filomena, que dejó todo un reguero de coches aparcados imposibles de arrancar. Protégela cuando sepas que viene una ola de frío o van a caer más allá de lo normal las temperaturas.

Sin embargo, hay otro factor que también afecta especialmente a las baterías y, en este sentido, nada tiene que ver con condiciones climáticas. Sí, seguro que lo sabes: los desplazamientos cortos. En las baterías, el alternador es el encargado de convertir la energía cinética del vehículo en electricidad que se almacena, pero, si al gasto del arranque unimos el consumo del resto de funcionalidades del coche (como luces, sistema multimedia…), necesitará poder recargarse en condiciones.

Al abusar continuamente y durante un tiempo prolongado de recorridos exclusivamente cortos, obviamente la batería no tiene tiempo suficiente de recargarse. Poco a poco, su calidad de vida disminuye y comienza a deteriorarse. No te extrañes pues si un buen día no tiene tampoco fuerza para arrancar. En este sentido, realizar de vez en cuando trayectos más largos para que pueda cargarse bien es un hábito que conseguirá alargar su vida útil.

 

Archivado en:

Hace una década, el precio de las baterías era un 89 por ciento superior al actual.

Relacionado

El precio medio de las baterías del coche eléctrico, un 89 por ciento más bajo que en 2010

Cómo prepararos tú y tu coche para pasar la ITV este año: todas las claves y trucos. Fotos: iStock.

Relacionado

Cómo prepararos tú y tu coche para pasar la ITV este año: todas las claves y trucos