Discrepancias sobre el precio del petróleo

La escalada continua del precio del petróleo ha provocado que desde distintos ámbitos de la vida económica y política se “auguren" posibles evoluciones y soluciones.

El Ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, es de los más optimistas. Según él, durante el próximo año se moderará la escalada de precios e incluso es posible que se produzca un descenso en el precio, aunque, eso sí, “no de manera significativa". Para Montilla, la implicación de la subida continuada de los precios para la economía española se concreta en riesgos inflacionarios (subirán los precios de otros productos). Para solucionar el tema, propone una mirada hacia las energías renovables (eólica, solar o biomasa), aunque esto requiere ciertos ajustes para los que nuestro país –precisa- aún no está completamente preparado.

Otro ministro, el de Economía, Pedro Solbes, cree que esta situación es coyuntural y que se debe a unos factores extraordinarios. Solbes es de la opinión de que el precio se estabilizará durante los próximos meses, por lo que no tiene prevista la aplicación de rebajas fiscales en los combustibles como había pedido la oposición. En palabras del titular de Economía, no es recomendable “solucionar un problema temporal con una medida coyuntural". El barril de crudo de Brent, el de referencia en los mercados europeos, se cotizó ayer a 46,7 dólares. El presidente de Repsol, Alberto Cortina, discrepa de las opiniones del ministro Montilla. Según Cortina, el precio del oro negro continuará elevado y con frecuentes altibajos, lo que provocará inestabilidad en el mercado.

En lo que sí coinciden estos dos expertos es en que, de producirse una bajada del precio, ésta no se notará hasta el año que viene.

Rodrigo Rato, director del Fondo Monetario Internacional y anterior responsable de Economía en España, ha expresado su preocupación por el incotrolable precio del crudo. Para el ex ministro español, uno de los principales problemas de la situación está en la poca extracción que realiza la Opep. Según Rato, esta organización saca crudo a los mismos niveles que en la década de los 90, mientras que la demanda se ha disparado como consecuencia de la incorporación de muchos países del Este Europeo a la economía de consumo. La Opep ya trabaja en frenar el precio del crudo, al menos así lo ha comunicado su presidente, Purnomo Yugiantoro. Para el representante del cártel, la Opep puede aportar una producción adicional diaria de 1,5 a 2 millones de barriles, si con ello se estabiliza el mercado. Con estas declaraciones, el presidente de la Opep se contradice. Unos días antes había declarado que la organización “nada podía hacer" para frenar la tendencia alcista de estos precios. El barril de crudo de Texas, el de referencia en los mercados norteamericanos, cerró el pasado martes a 49,90 dólares, después de haber alcanzado durante esa misma jornada un nuevo máximo histórico: 50,20 dólares. No obstante, la presión vivida durante las últimas semanas se ha suavizado, ya que las reservas estadounidense han crecido. En su informe semanal, la Agencia de la Energía de EE.UU. ha señalado que el crudo almacenado asciende a 272,9 millones de barriles, menos que el año pasado por estas fechas, pero más que en informes inmediatamente anteriores de este 2004.Si quieres saber cómo nos afecta esta continua inestabilidad a los automovilistas, no te puedes perder el reportaje acerca de cómo se nos va de las manos el precio de los carburantes. Un poco más abajo encontrarás el enlace.

Los mejores vídeos