Director de PSA Vigo cree que no hay que dramatizar con los ajustes

El director de la planta de PSA Peugeot Citröen en Vigo, Pierre Ianni, ha opinado hoy que 'no hay que dramatizar' con los ajustes de producción a los que se someterá la factoría de Balaídos, que se traducirán en unos 7.000 coches menos hasta 2012, por una caída de la demanda en el mercado europeo.

Ianni, en declaraciones a los medios tras la firma de un convenio de PSA con la Universidad de Vigo, ha indicado que este ajuste 'no es el primero ni será el último' de la planta, y ha subrayado que cada programa 'tiene sus altibajos' y que ahora ha llegado una fase 'a la baja', como a principios de año la hubo 'al alza'.

Es más, ha apuntado que a pesar del recorte, PSA Vigo cerrará el año con volúmenes mayores que los previstos en enero, 'así que no hay que preocuparse', ha aseverado.

Ianni ha abundado en que PSA Vigo sabía 'desde hace mucho tiempo' que 2011 y 2012 iban a ser años con 'volúmenes' de producción 'más bajos' que en 2007, cuando se batió el récord en la planta de Balaídos, y ha asegurado que por el momento la factoría está 'pasando muy bien' este ciclo de recesión.

Según Ianni, las fluctuaciones en la producción 'son normales', máxime tras el 'temblor económico' a escala mundial del mes de agosto y por el periodo 'un poco caótico' que se vive estos días, que 'nos afecta, como a todos, pero no a unos niveles alarmantes', ha matizado.

Respecto a la incidencia en la plantilla de 7.000 trabajadores de la planta de Balaídos, su director ha dicho que 'no va a afectar mucho' en el plano laboral, porque se trata de 'ajustes de horas a partir del calendario', ya que se eliminarán turnos de sábados y domingos programados como adicionales al calendario inicial.